Federaciones de la minería elaboran propuestas de mitigación frente al alza de contagios de coronavirus

Atendiendo al llamado del COLMED Región de Antofagasta a cooperar para establecer mejoras en los protocolos de intervención sanitaria a raíz del preocupante avance de la pandemia, a los diferentes sectores productivos del país, entre ellos, el rubro de la minería, es que dirigentes sindicales de la Federación Minera de Chile y de la Federación de Supervisores del Cobre, en representación de la Coordinadora de Trabajadoras y Trabajadores de la Minería, se reunieron esta tarde para definir un pliego de nueve propuestas que serán incorporadas en un documento emanado desde el organismo médico para ser presentado ante el Ministerio de Salud.

De este modo y en base a la reunión sostenida con la directiva regional del COLMED el pasado 8 de abril, en la cual los facultativos manifestaron su preocupación por la alta movilidad y el incumplimiento de los aforos como factores cruciales en el aumento de los contagios, sobre todo en las zonas mineras, los dirigentes se abocaron a generar desde su perspectiva algunas demandas abordables por la autoridad de salud, que podrían contribuir al control del cumplimento de las disposiciones sanitarias en faenas del país y así resguardar las salud y seguridad de las y los trabajadores del rubro y consiguientemente la de la población en general.

Entre los puntos que señalaron de gran importancia, podemos señalar el compromiso de las compañías mineras en otorgar todos los elementos de protección personal, en traslados y en lugares de trabajo indistintamente la situación contractual de las y los trabajadores, ya sean propios o prestadores de servicios. El respeto y cumplimiento de los aforos estos en aeropuertos y terminales de buses, así como el distanciamiento físico dentro de los aviones y buses de traslado.

En este mismo sentido, se hizo mención a la posibilidad de llegar a un acuerdo con las empresas de habilitar vuelos charter para el sector, con el fin de evitar aglomeraciones en los vuelos comerciales donde se exponen a posibles contagios en cada entrada y salida de turno, entendiendo que la frecuencia de viajes en este sector es bastante alta.

A su vez, manifestaron que se requiere una mayor y rigurosa fiscalización tanto de las compañías mineras como de la autoridad sanitaria en el sitio de origen (residencias) de las y los trabajadores con tomas de exámenes PCR, así como a la salida o entrega de los turnos respectivos, con el fin de que estos tengan la certeza de que no sean posibles vectores del virus hacia sus hogares. Por lo que según aseguraron que la búsqueda activa de casos antes, durante y al finalizar los turnos, resulta vital para el control de la pandemia en las faenas mineras. 

Otro aspecto que consideraron muy relevante abordar, es el impacto o riesgo psicosocial al que están expuestos las y los trabajadores mineros, ya que considerado que la actividad minera se ha catalogado como esencial y por ende la continuidad operacional no ha mermado, sobreexigiendo a las dotaciones que han suplido la baja de compañeros/as contagiados/as, pertenecientes a grupos de riesgo, teletrabajadores/as, entre otros, estimaron necesario y urgente se tomen medidas en resguardo de la salud mental de todos/as quienes se han visto afectados/as. 

Desde esta perspectiva, plantearon necesario que la empresa habilite servicios específicos para atender trabajadores/as en que se detecte la necesidad de ayuda. Asimismo, consensuar acciones preventivas bi o tripartitamente, con participación en el Comité de Aplicación de la encuesta de riesgos psicosociales(ISTAS-SUSESO), que incluya información cualitativa; e intervención en áreas más afectadas. Además de generar un registro transversal de los datos estadísticos de los contagiados en las faenas (Contratista y Propios), como grupos suceptibles de ser intervenidos con terapia psicosocial.

De esta forma sostienen que, la participación y formación de instancias de diálogo con las empresas y autoridades sanitarias, como la transparencia de la información, el registro, control y seguimientos de los casos activos, debe ser materia abordada con los representantes de las y los trabajadores. La integración de los sindicatos como parte de un equipo multidisciplinario que permita desde la detección de los casos, el tratamiento y acompañamiento en la recuperación de los/as afectados/as es fundamental para darle la tranquilidad y estabilidad física y emocional que requieren para su reincorporación laboral.

Finalmente, valoraron el esfuerzo que realiza el Colegio Médico de Antofagasta, llamando a los diferentes sectores productivos y económicos del país a cooperar para establecer mejoras en los protocolos de intervención sanitaria frente al caos institucional que existe en el país, por ello quisieron integrarse a esta moción de orden y aportar como trabajadores/as del sector de la minería con este pliego de propuestas que consideran son totalmente abordables por la autoridad.

Área de Comunicaciones

Federación Minera de Chile