El Parche ante la Herida

Columna de Opinión

Víctor Rodríguez Morán/ Presidente Sindicato Altonorte

Debido al importante aumento que ha alcanzado en estas últimas semanas el precio del cobre, (sobre los US$ 4 la libra), es que, se han elevado una serie de comentarios por parte de diferentes actores, reflejando la importancia que representa el metal rojo para el erario nacional. 

Resulta llamativa la postura asumida por varias instituciones ligadas a la actividad minera, tal como, SONAMI, Consejo Minero y además del propio gobierno, que llaman en el fondo a poner paños fríos a una situación que reviste demasiada importancia para la economía del país.

De parte del Consejo Minero hacen una defensa a ultranza del sistema tributario actual, y su principal enfoque lo colocan en resaltar, que lo que más necesita la industria minera hoy en día es, generar una mayor certeza jurídica. De tal forma de motivar una mayor inversión por parte de las transnacionales del rubro, evitando de esta forma, referirse al problema de fondo que es aportar de una manera más significativa a través de mayores impuestos que contribuyan a las arcas fiscales y de esta forma propiciar recursos tan necesarios en época de pandemia para satisfacer la gran cantidad de demandas sociales.

Por dar solo un ejemplo, CODELCO ha aumentado sus aportes al erario nacional en aproximadamente US$ 2078 millones de dólares por este concepto. Así, por cada centavo de dólar que aumenta el valor de la libra de cobre, el Estado percibe ingresos adicionales que van entre los cincuenta a sesenta millones de dólares. Forzoso resulta preguntarse entonces, en cuanto han aumentadolas utilidades de la gran minería en el país. Sabido es que, durante más de cinco décadas, han usufructuado de todas las bondades que las políticas de concesiones mineras le han otorgado y ante un escenario tan positivo del precio del cobre, no les interesa hacer un aporte más significativo a esa causa.

Como consecuencia de la pandemia, casi en su totalidad la gran minería ha aumentado su producción, inclusive en algunos casos con una rebaja en las dotaciones que alcanzan el 30%, pero resulta impensado para ellos generar un marco tributario más apegado a la realidad, más colaborativo.

Ante este escenario nos encontramos frente a un gobierno timorato e ineficaz y que resulta poco probable que sitúe la discusión sobre la mesa, pues de lo único que está preocupado, es terminar su programa de gobierno apoyado en un interminable estado de excepción, que solo busca contener el creciente alzamiento de la sociedad en las calles.

Es el momento para plantear la necesidad de modificar el aporte que hacen estas empresa al Estado, a través, de  una política minera y tributaria de acorde a estos tiempos, situación que bajo ninguna circunstancia significa poner en riesgo su continuidad productiva o ahogar a la industria minera con tributos draconianos que no permitirían la inversión en esta área de la economía, como se ha hecho pensar con el concepto de volatilidad. Es por esto que, creo que la actividad minera debe estar y actuar de acuerdo a la actual situación y no preocuparse de entregar mensajes erróneos que solo buscan confundir a la ciudadanía, señalando que en futuras negociaciones colectivas el escenario no es tan favorable para lograr mejores beneficios para sus trabajadores, ese es un discurso añejo y mezquino. 

Hoy más que nunca, se hace necesario proteger la explotación de nuestros recursos naturales no renovables terminando con la concepción extractivista que nos rige, quedando más en evidencia y con mayor nitidez, que Chile es país cobre dependiente. El rubro minero es el eje fundamental de la economía, así lo han reconocido todos los sectores y la clase política, es ahora entonces que debemos como dirigentes de los sindicatos base de la Federación Minera de Chile, levantar el tema y ser parte importante en este debate económico-social que busca erradicar las desigualdades, sobre todo considerando que los pronósticos de los especialistas indican que este año el precio del cobre se mantendrá en niveles altos.

Víctor Rodríguez Morán

Presidente del Sindicato Único de Altonorte

Miembro de la Federación Minera de Chile