Glencore y Xstrata anunciaron que obtuvieron una semana de tiempo adicional, hasta el 1 de octubre, para limar las diferencias que, de superarse, permitirán crear un gigante mundial de la minería y la compra venta de materias primas, valorado en unos US$ 80.000 millones.

En un primer momento, se esperaba que la minera suiza Xstrata emitiese el sábado o el lunes, a más tardar, un pronunciamiento recomendando la oferta mejorada de Glencore, según el diario Financial Times.

No obstante, Xstrata indicó el viernes que había pedido una prórroga para que sus consejeros independientes tengan una idea completa de la opinión que tienen “los accionistas clave de Xstrata” sobre la unión con Glencore.

Precisamente, en un intento por eliminar las resistencias, el trader de materias primas Glencore elevó un 9% su oferta hace dos semanas para comprar el 66% que no controla en Xstrata en una operación valorada en 22.000 millones de libras.

La firma de trading de materias primas Glencore se vio obligada a mejorar la opa para persuadir al fondo de Qatar, que, con el 12%, es uno de los accionistas clave Xstrata, y había anunciado que se opondría a la oferta inicial. El fondo de Noruega posee el 3%de la minera suiza.

Según la oferta mejorada, Glencore quiere cambiar la estructura de la operación, que dejaría de 
ser una fusión entre 
iguales para convertirse en una absorción de Xstrata. Ivan Glasenberg, primer accionista y consejero delegado de Glencore, asumiría el mismo puesto en el nuevo grupo.  (DIARIO DE AYSÉN)