Desde julio, Venezuela lleva vendidos US$761 millones a través del sistema de subastas.

FOTO VENEZUELA SUBASTA DÓLARES

Venezuela aumentará la venta de dólares realizando subastas semanales en un intento por detener el descenso del bolívar en el mercado paralelo y estimular las importaciones en medio de la escasez que se vive en todos los artículos, desde papel higiénico hasta pollo.

El exportador de petróleo más grande de América del Sur venderá US$900 millones en las semanas venideras a través de un sistema de subastas que cobra a los compradores un porcentaje por encima de la tasa oficial de cambio, dijo el presidente Nicolás Maduro en la televisión estatal. Desde julio, Venezuela lleva vendidos US$761 millones a través del sistema de subastas.

La restricción al dólar paró las importaciones en un país que adquiere el 70 por ciento de los artículos que precisa en el exterior. La escasez hizo aumentar la inflación durante los últimos doce meses hasta casi el 50 por ciento y generó que, este año, el bolívar perdiera el 60 por ciento de su valor respecto del dólar en el mercado paralelo.

Los dólares “complementarán cualquier necesidad que la economía pueda tener” hasta fines de año, dijo Maduro, y añadió que estaba revisando el sistema completo de los controles al tipo de cambio. El gobierno subastará al menos US$100 millones por semana, dijo Maduro, y aclaró así los comentarios que había realizado con anterioridad referidos a que el gobierno iba a vender US$900 millones por semana.

“US$100 millones por semana no es nada”, dijo ayer Russ Dallen, operador de bonos jefe en Caracas Capital Markets en Miami, en una nota a clientes vía correo electrónico, refiriéndose a los sistemas financieros suplementarios cerrados por el gobierno, que vendieron más de US$100 millones por día.

Caen las reservas

Venezuela anunciará más decisiones económicas en los días venideros, a fin de garantizar el suministro de bienes hasta fines de 2013, dijo Maduro.

Las reservas internacionales de Venezuela cayeron a US$22.100 millones, el nivel más bajo en casi nueve años, según los datos recabados por Bloomberg.

“No creo que esto aumente la oferta de dólares”, dijo ayer Alejandro Grisanti, analista de Barclays Plc, por teléfono desde Nueva York. “En cambio, dejarán de entregar por una vía para asignar a través del Sicad a un precio mayor que el dólar oficial”.

Maduro dijo que el gobierno provee, a tasa oficial de 6,3 bolívares, el 95 por ciento de los dólares que los importadores precisan. El 5 por ciento restante se oferta a través de las subastas en el denominado sistema Sicad, a una tasa no divulgada, dijo.

“La decisión tiene un impacto fiscal positivo, pero no pondrá paños fríos a la demanda de divisa ni bajará el precio del dólar en el mercado paralelo”, expresó, en una entrevista telefónica, Asdrubal Oliveros, director de la consultora Ecoanalítica, que tiene su sede en Caracas.

Poder de decreto

El 8 de octubre, Maduro solicitó a la Asamblea Nacional que le concediera facultades extraordinarias para combatir la inflación, la escasez de productos y la corrupción. En el discurso que dirigió a la Asamblea, el ex chofer de ómnibus les solicitó a los legisladores la facultad de gobernar por decreto durante doce meses, al tiempo que acusaba a las empresas de “desatar la guerra económica” acaparando bienes y especulando sobre los controles cambiarios.

“Desde el día en que asumí el mandato, la burguesía parasitaria no dejó, por un segundo, en la guerra que libra para destruirme, de llenar a la gente de odio por mí, tal como lo hicieron con el comandante Chávez saboteando la economía, inquietando al país y llenándolo de violencia”, dijo Maduro.

El vicepresidente, Jorge Arreaza, señaló el 9 de octubre que el sistema oficial de cambio, que se conoce con el nombre de Cadivi, precisaba reestructuración, y el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, dijo ese mismo día que el capitalismo había generado daños en los controles cambiarios del país.

“Si hubo daños en el Cadivi, se debe cambiar el sistema”, dijo Cabello, y añadió que la tasa de cambio oficial de 6,3 bolívares por dólar sólo se usaría para los productos de importancia “primordial”. “Llegará diciembre y las empresas comenzarán a pedir dólares a 6,3 para importar whiskey. Eso no puede ser una prioridad para este gobierno”.

En la actualidad, un dólar compra cerca de 45 bolívares en el mercado paralelo, según el sitio dolartoday.com, que sigue el valor de la divisa en la frontera con Colombia.

En Venezuela, la inflación anual se aceleró al 49,4 por ciento en septiembre, la tasa más elevada entre las 112 economías que sigue Bloomberg. El índice de escasez del banco central subió al 21,2 por ciento, lo que significa que uno por cada cinco artículos básicos no estaba en inventario el mes pasado.(EL MOSTRADOR)