En octubre la Corte Suprema obligó a la empresa a restituir las aguas al cauce natural del Estero Pupío.En diciembre pasado se tomaron el camino hacia la minera, pero fueron desalojados por Carabineros.

Los problemas de contaminación y sequía derivados de la actividad minera continúan afectando a los vecinos de la localidad de Caimanes, en la comuna de Los Vilos, pese a que en octubre pasado la Corte Suprema obligó a la Minera Los Pelambres a restituir las aguas al cauce natural del Estero Pupío.

Por ello, los vecinos exigen al Gobierno que obligue a la minera a dar cumplimiento a la sentencia del máximo tribunal, ya que en el fallo se le daba el plazo de un mes para presentar un plan para restituir el curso normal de las aguas de la principal fuente hídrica del sector, el que fue intervenido por el tranque de desechos mineros.

Al no recibir respuesta por parte de la compañía, los vecinos decidieron en diciembre pasado tomarse el camino que conecta la planta de desechos con la minera, en una movilización que se extendió por más de 70 días y fue desalojada luego de la intervención de Carabineros.

El vicepresidente del Comité de Defensa del valle de Pupío, Juan Olivares, explicó que “como pueblo no estamos en desacuerdo del trabajo, donde se produce la minera. Nosotros estamos en desacuerdo, donde están depositando, y esto es al nivel de todo Chile, los desechos tóxicos”.

“Ellos buscan la forma más económica, no interesándole las comunidades. Nosotros lo que queremos es que se cumpla el fallo y que realmente ese tranque sea trasladado de acá de la zona”, remarcó el dirigente.

En tanto, el vocero del Movimiento Social por la Recuperación del Agua y la Vida, Rodrigo Faúndez, sentenció que con el mencionado desalojo “lo que sucedió es totalmente paradójico, porque sucedió todo lo contrario a lo que la comunidad está reclamando”.

“Los desalojaron el domingo pasado en la madrugada, a las 05:00 de la mañana, con Fuerzas Especiales, les cortaron los accesos para el abastecimiento de víveres, de alimentos y de agua y Carabineros violentamente no dejó pasar a organismos de derechos humanos que fueron a ver qué estaba sucediendo en Caimanes”, agregó.

Diputado desestimó responsabilidad del Gobierno

Por su parte, el diputado PPD por la zona, Jorge Insunza, desestimó la posible responsabilidad del Gobierno en que la sentencia aún no se concrete y afirmó que el proceso todavía se encuentra en una etapa judicial.

“El Gobierno Regional fue para allá, estuvo la intendenta, el gobernador hizo distintas gestiones con la comunidad, pero éste es un asunto que todavía está en manos de los tribunales de justicia y ellos son los que tienen que terminar de resolver”, respondió el parlamentario.

Inaugurado en 2006, el tranque El Mauro está ubicado a 12 kilómetros de la localidad de Caimanes y cuenta con una capacidad de depósito de 1.700 millones de toneladas de relaves, siendo el más grande creado para la minería en Latinoamérica.(COOPERATIVA)