El motivo de las movilizaciones es el incumplimiento del fallo emitido por la Corte Suprema el pasado 22 de octubre de 2014, en el que se exige a la Minera Los Pelambres restituir el cauce natural de las aguas del Estero El Pupío, que fueron intervenidas por el tranque de relaves El Mauro y que ha afectado gravemente la salud de la comunidad y las actividades productivas tradicionales de la zona.

Los habitantes de la localidad rural de Caimanes, en la comuna de Los Vilos, hace más de 60 días mantienen cortado el acceso al camino que se conduce hacia el Tranque de relaves El Mauro, de minera Los Pelambres, del grupo Luksic.

El motivo de las movilizaciones se debe al incumplimiento del fallo emitido por la Corte Suprema el pasado 22 de octubre de 2014, en el que se exige a la empresa restituir el cauce natural de las aguas del Estero El Pupío, que fueron intervenidas por el tranque de relaves El Mauro y que ha afectado gravemente la salud de la comunidad y las actividades productivas tradicionales de la zona.

El Presidente de la Junta de Vecinos de la comunidad, Juan Aracena, sentenció: “Este tranque nos echó a perder la vida, porque contaminó las aguas y nos secó el Estero”. Explicó, asimismo, que su exigencia es “que devuelvan las aguas al cauce natural de nuestro Estero del Pupío y que debe respetarse ese fallo”.

Por su parte, el vicepresidente del Consejo de Defensa del Valle del Pupío, Juan Olivares, aseguró que “los efectos provocados hacia la comunidad de Caimanes, desde que el tranque se encuentra en operación han sido diversos, y van desde la contaminación de las napas subterráneas, la pérdida de actividades productivas tradicionales, hasta el deterioro de la salud de la población y el riesgo de un potencial derrumbe de las más de 2.000 toneladas que alberga el depósito de desechos mineros”, dijo.

Debido a esta situación, el Movimiento Social por la Recuperación del Agua y la Vida, realizó una visita de apoyo y solidaridad a los vecinos de la localidad. Al respecto, su vocero, Rodrigo Faúndez, dijo que “la lucha que el pueblo de Caimanes está dando es un ejemplo de dignidad, de valentía y decisión. A pesar de lo difícil de sus circunstancias, están llevando adelante una pelea justa, que quisimos acompañar y apoyar desde las diversas organizaciones que componen al movimiento. Por eso estamos aquí, porque sabemos que los conflictos que atraviesan nuestros territorios tienen la misma raíz y que la unidad de las luchas es fundamental para enfrentarlos”.

Rodrigo Mundaca, Secretario General de MODATIMA de la Provincia de Petorca, señaló: “La lucha de los hombres y mujeres de Caimanes es una lucha justa, porque están peleando por el elemento más elemental para la vida: el agua. Desde el MODATIMA, quisimos acompañar estas movilizaciones, para demostrarles a los políticos y empresarios que se coluden para robar y contaminar las aguas de los territorios que no estamos solos, que cada vez somos más los hombres y mujeres sencillos que nos hemos puesto de pie y hemos echado a andar”.(EL MOSTRADOR)