Balance primer semestre 2013.

FOTO MINERA TECK

Positivo balance en Carmen de Andacollo contrasta con la caída de la producción y los resultados en Quebrada Blanca, situación que se prolongaría el resto del año según la minera.

Un primer semestre no del todo negativo tuvo Teck en Chile comparado con el resto de la industria. La minera canadiense registró en sus resultados globales una disminución de sólo el 4% en su ganancia bruta y una producción menor en un 5% respecto a lo alcanzado durante el mismo período del año pasado.
En total la minera generó utilidades operacionales por cerca de US$98 millones, US$3 millones menos que los US$102 millones percibidos el 2012. Esta disminución se explica –a su vez- por el descenso de los ingresos en un 5,8%, desde US$554 millones a US$522 millones, si bien el segundo trimestre mostró un mejoría del 1,5% en relación al mismo lapso del ejercicio anterior. Determinante en estos resultados fue la tendencia a la baja exhibida por la producción, que pasó de 70.800 a 67.700 toneladas métricas de cobre fino.
Contrastes
En el análisis desagregado, sin embargo, contrasta el presente de las dos faenas de la canadiense a nivel local. Por una parte, se presenta Carmen de Andacollo, que en el balance de enero a junio muestra crecimiento en todos sus frentes. La mina ubicada en la Cuarta Región anotó un alza del 5,3% en la producción de cobre, incluyendo cátodos, pasando de las 37.700 toneladas del 2012 a las 39.700 toneladas atribuibles que se generaron en la primera mitad de este año.
Este incremento vino acompañado de un alza del 11,4% en sus ventas y una ganancia bruta que subió en un 58,2%, desde US$55 millones a US$87 millones. De acuerdo a lo informado por Teck, estas cifras se deben esencialmente a los mayores volúmenes de venta, derivado de una mayor producción y mayores despachos en el segundo trimestre, y a una reducción en los costos operacionales.
La situación en Quebrada Blanca es radicalmente opuesta. La operación localizada en la Región de Tarapacá generó en los primeros seis meses del año 27.300 toneladas del metal rojo, un 17,5% por debajo de las 33.100 toneladas del 2012, situación originada en menores niveles de procesamiento y baja en las leyes que se prolongaría durante el resto del año. Sus ganancias brutas, en tanto, experimentaron una caída del 76,6%, desde US$47 millones a los US$11 millones anotados en el actual ejercicio. (ESTRATEGIA)