Con una gran victoria para los mineros turcos finalizó la campaña mundial de varios años encabezada por IndustriALL Global Union para lograr la ratificación del Convenio 176 de la OIT sobre seguridad y salud en las minas, que por fin ha sido aprobado por el Parlamento de Turquía, el 4 de diciembre recién pasado.

El Convenio en sí fue redactado por una organización predecesora de IndustriALL, y en junio de 1995 fue aprobado por primera vez por la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Los sindicatos mineros afiliados de IndustriALL en todas partes del mundo, especialmente la CFMEU, NUM, USW, ROSUGLEPROF e IG BCE, realizaron una larga campaña, junto a los sindicatos turcos, que presionó al gobierno de Turquía para ratificar el Convenio 176.

Los sindicatos mencionados realizaron una misión de solidaridad en la mina Soma, a un mes del homicidio industrial del 13 de mayo donde murieron 301 mineros. En honor a esos mineros muertos, esa delegación se comprometió a intensificar la campaña en favor de la ratificación del Convenio 176 en Turquía.

Después del accidente en Soma, que pudo haberse prevenido, murieron 18 personas más, en la mina de carbón Has Sekerler, cerca de Ermenek, en octubre de este año. Ante este accidente, IndustriALL reaccionó escribiendo en forma individual a cada uno de los 535 miembros del Parlamento de Turquía los días 29 y 30 de octubre, exigiendo ratificación del Convenio 176.

Además de una serie de otras disposiciones prácticas imprescindibles, el Convenio 176 exige participación de los trabajadores en la toma de decisiones en materia de seguridad y salud, y establece directrices sobre inspecciones, investigación e informes sobre accidentes, formación profesional, control de peligros, y los derechos de los trabajadores de rechazar cualquier peligro.

Un aspecto clave del Convenio 176 es reconocer que “los trabajadores tienen la necesidad y el derecho de ser informados, de recibir formación, así como de ser realmente consultados y de participar en la preparación y la aplicación de medidas de seguridad y salud relativas a los peligros y riesgos presentes en la industria minera”.

Kemal Özkan, Secretario General Adjunto de IndustriALL Global Union, celebró esta importante victoria, aunque insistió que debe continuar la campaña por la seguridad en las minas de Turquía:

La ratificación del Convenio 176 de la OIT por parte de Turquía es el primer paso para arreglar el defectuoso modelo comercial que mata a los mineros para beneficiar al sector privado. Ahora que se ha ratificado el Convenio, vamos a centrar nuestra atención en procurar que se aplique este importante convenio para que la industria minera de Turquía actúe de acuerdo con las normas internacionales. Fundamentalmente, creemos que cuanto más fuerte sea el sindicato, más segura es la mina, y siempre vamos a exigir que los propietarios de las minas respeten a sus socios sindicales.

En septiembre, el Parlamento de Turquía aprobó un proyecto de ley que establece nuevos derechos para los mineros respecto a la jornada de trabajo, indemnizaciones por despido, edad de jubilación y los sueldos. Sin embargo, muchas empresas han transferido a los trabajadores el costo de estos cambios.

Desde 1941 hasta la fecha, los accidentes en las minas de Turquía han arrojado la cifra de más de 3.000 muertos, y más de 100.000 personas han resultado heridas. Hay 740 minas de carbón y 48.706 mineros en el país.(www.industriall-union.org)