Cuándo y cómo se realizará será exclusiva decisión del jefe de Estado, aseguraron en La Moneda.

Intempestivo y turbulento. Así ha sido calificado el proceso de licitación del Contrato Especial de Operación del Litio (CEOL), que se acaba de anular por irregularidades legales cuando justamente se cumplía una semana de haber sido adjudicado a la empresa SQM, ligada al Julio Ponce, por US$40,9 millones.

A horas de esta decisión, el gobierno confirmaba la renuncia de Pablo Wagner, quien al mediodía de ayer puso su cargo a disposición como subsecretario de Minería, y que en este proceso, oficiaba como reemplazante del ministro de Minería, Hernán de Solminihac, que se inhabilitó debido a un conflicto de interés con SQM.

La despedida

En una breve reunión en el segundo piso de La Moneda, junto a los ministros Andrés Chadwick (Segegob) y Rodrigo Hinzpeter (Interior), Pablo Wagner presentó su renuncia al gobierno.

Wagner explicó que “la licitación del litio constituye una política pública muy relevante dentro de la gestión del ministerio de Minería y de gran trascendencia para el desarrollo de Chile. Lamentablemente, cuando un objetivo no se consigue, hay que asumir esa responsabilidad y le tengo que dejar a mi jefe la libertad de decidir si continúo o no”, agregó Wagner.

El funcionario renunciado agregó, además, que SQM no cumplió una parte estipulada por las bases, señalando que “en los antecedentes presentados por la empresa adjudicataria se detectó una incongruencia en los documentos que conforman los requisitos administrativos, lo que podría interpretarse como una falta de cumplimiento de las bases de licitación”.

Wagner, aseguró que “ante esta situación y en el interés de velar por la mayor transparencia e imparcialidad del proceso, se optó -en conformidad con la legislatura vigente y considerando el estado en que se encontraba el proceso de licitación- por declararlo inválido”.

Nuevo proceso de licitación

Minutos más tarde, el ministro de la Secretaría General de Gobierno, afirmó que el gobierno ha actuado “con absoluta transparencia” en todo el transcurso de la licitación y “hubiésemos querido que el proceso hubiera terminado de manera completa”. Además, expresó: “qué mayor prueba de transparencia y de buen actuar que cuando se detecta que hay un antecedente que contraría las bases, y luego se anula de inmediato la adjudicación”.

Respecto a qué sucederá con la licitación, el ministro vocero de gobierno dijo que se realizará un nuevo proceso, pero que será el presidente quien determine cuándo y cómo se realizará. Lo mismo pasará con la designación del nuevo subsecretario de Minería.

Reacción de Piñera

En tanto, el presidente Sebastián Piñera, en medio de sus actividades en la Cumbre de Mandatarios ASPA en Lima, también se refirió a la renuncia de Wagner y dijo que “cuando se comete un error las personas tienen que asumir su responsabilidad, y a eso obedece la renuncia del subsecretario de Minería”, dijo el Jefe de Estado.

Por su parte, otros ministros del gabinete no quedaron ajenos a la noticia. El ministro de Obras Públicas, Laurence Golborne, expresó que “nadie puede estar orgulloso de un proceso de esta naturaleza que se declara desierto por un tema de formalidades”. Mientras , el ministro de Economía, Pablo Longueira, presentó una visión más personal, y dijo que “lo lamento, porque Chile ha perdido un gran negocio”, concluyó. (DF)