Las organizaciones de trabajadores agrupadas en el Comando Nacional de Defensa de Los Fondos Previsional venimos a declara lo siguiente: A modo de aclaración queremos decir  que los  dueños del  capital  que  manejan  las  AFP’s,  somos los  trabajadores  chilenos; y el  principal  problema del sistema,  es  que  las  decisiones   de  inversión las  toman otros,  en  este  caso  desde  España. 

Debido a que este  sistema  fue  impuesto por  el  Estado en 1981,  el  debe  velar rigurosamente por  los  dineros  de  los  trabajadores,  ya  que  estos  no pueden intervenirlos, cabe mencionar que los trabajadores tampoco somos consultados sobre lo que se hará con sus ahorros y solo nos enteramos de las perdidas que generan las decisiones de los empresarios de las AFP’s por los medios de comunicación.

El aumento del capital de ENERSIS  que asciende a US$  8.020 millones de dólares, ha despertado gran inquietud  e incertidumbre entre los trabajadores por  el  futuro de los Fondos de Pensiones y nuestras futuras pensiones.

De esa suma, Endesa España valorizó en US$ 4.800 millones. Mientras los restantes US$ 3.200 millones de dólares los deben poner los accionistas minoritarios encabezados por las  AFP’s, quienes deberían aportar en recursos frescos, en tanto la controladora (española) lo hará con activos en empresas relacionadas.  Los hechos antes mencionados nos parecen graves, ya que una vez más los fondos de pensiones de los  trabajadores, se ven en duros aprietos.

Una vez difundida la información sobre las acciones de Enersis, estas han caído en un día en 13.6.%. Todos los chilenos somos accionistas  minoritarios a través de las AFP’s, y  reiteramos que  no  podemos  tomar  ninguna  decisión que permita  salvaguardar esos  fondos.

Según datos oficiales, los recursos de los trabajadores invertidos en Enersis eran US$ 1.606 millones de dólares, hasta el sábado las pérdidas sumaban US$ 261 millones de dólares en los fondos de pensiones, y esto ha ocasionado una caída del valor bursátil de la empresa cercano a los US$1.500 millones de dólares. Concretamente, perdida compleja para nuestros fondos previsionales.

Como podemos apreciar, se agrega una nueva forma de querer expropiar nuestros fondos de pensiones por parte de  una empresa transnacional. Ya no solo son las recesiones mundiales de EE.UU y Europa , o la estafa deLa Polar, hoy se agrega esta nueva forma de usar nuestros fondos y que si se llega a realizar lo señalado, los únicos perjudicados seremos los trabajadores chilenos.

No olvidemos que los directores de las empresas están ahí gracias a las acciones que se compran con dinero de los fondos de pensiones de los trabajadores y deben velar por el buen resultado de las inversiones que se hacen con nuestro dinero. Da la impresión que aquí esta pasando algo parecido a la estafa deLa Polar.

Como organización representante de los trabajadores, exigimos la pronta intervención de  las autoridades competentes, y emplazamos ala Superintendentede Pensiones, que tenga un rol protagónico en defensa de nuestros fondos, ya que en su condición en ente fiscalizador ha tenido un actuar pasivo frente a los diversos hechos que han afectado las futuras pensiones.

En marco de esta nueva crisis, el presidente dela Comisiónde Economía dela Cámarade Diputados José Manuel Edwards, señaló que el aumento de Capital que está proponiendo Enersis, es una expropiación a las AFP y todos los trabajadores que cotizan en las AFP’s; visión que compartimos como comando.

El destino de los recursos del aumento de capital, es incierto para los trabajadores. En ninguna parte se podrá pedir un aumento de capital, sin explicar en que se va a usar. Podríamos especular todos los chilenos que un año más aumentaran el porcentaje de dividendo a repartir, y terminarán repatriando los dineros a Europa, lugar en donde endeudarse significa una tasa del 7%.  Casi el doble que en Chile.

Frente a todos lo expuesto, como Comando insistimos en que el sistema privado de administración de pensiones es un sistema que no garantizará jubilaciones dignas para los trabajadores de nuestro país, por tanto es necesario un sistema que pueda garantizar una verdadera seguridad social, basada en la solidaridad, la universalidad y el financiamiento tripartito tal y como lo establecela OIT.

Finalmente hacemos un llamado a  los  trabajadores para que estemos alerta frente a esta situación,  y a  las  autoridades de  todos  los  poderes de  nuestro  estado, a reaccionar oportunamente si hechos como estos se producen nuevamente.

Atentamente,

COMANDO  DE  DEFENSA  PREVISIONAL

Santiago, 2 de Agostos de  2012