Los trabajadores del recién inaugurado yacimiento habían votado la paralización la semana pasada, pero en el último intento hubo acercamiento entre las partes.Los trabajadores del sindicato 2 de la minera Sierra Gorda, controlada por la polaca KGHM, aceptaron una nueva oferta de contrato colectivo por parte de la empresa, lo que desactiva la amenaza huelga en el recién inaugurado yacimiento.

Los operarios del yacimiento, desarrollado por KGHM  y la japonesa Sumitomo, votaron la semana pasada una paralización de actividades pero se abrió un plazo de cinco días de “buenos oficios” para un último intento de acercamiento entre las partes.

“Un 80% de la asamblea aceptó la propuesta. El día fin de semana nos comunicamos con la empresa para informarle”, dijo Humberto Vidaurre, presidente del sindicato 2.

Además de alzas en remuneraciones, el sindicato de 450 socios entre operarios y supervisores exige mejoras en educación, salud, vivienda y costos de traslados para sus miembros.

“Logramos mejoras en los puntos más críticos”, agregó Vidaurre.(PULSO)