Ante las presiones ejercidas por minera El Abra, los trabajadores de minera El Abra depusieron la huelga de hambre.

Tras 8 días de huelga de hambre líquida, los trabajadores y sus esposas depusieron esta medida de presión, a raíz de que la empresa no quisiera negociar de buena manera con ellos y sólo aceptara algunos puntos de su petición, sumado a la presión de quitarles la escolaridad a sus hijos.

Según lo informó, Robinson Paniagua, dirigente del sindicato El Abra , ” la empresa quería terminar con el beneficio de estudio que poseían sus hijos con el Colegio Chuquicamata y Da Vinci, quienes comenzaron a llamar a los apoderados para finalizar su periodo escolar”.

Por esta razón, finalizaron la huelga y aceptaron los términos de la empresa quien ofreció mantener el beneficio escolar hasta fin de año, la salud por seis meses, pagar el 1,5 por año de servicio y 30 meses para cancelar el préstamo habitacional a partir de julio del próximo año, en caso de que no se cubriera la deuda con el pago de los años de servicio, entre otros puntos.