Trabajadores de comida rápida realizaron diversas protestas en agosto de este año.

FOTO PARO TRABAJADORES COMIDA RÁPIDA EEUU

Los trabajadores de restaurantes de comida rápida en unas 100 ciudades de Estados Unidos planean realizar un paro el jueves, dijeron organizadores, lo que representaría la protesta más grande hasta el momento en la lucha por un incremento del salario mínimo federal. 

Las acciones tienen como fin acentuar una campaña que comenzó hace un año para llamar la atención sobre la dificultad de vivir con el salario mínimo de 7,25 dólares por hora, o unos 15.000 dólares al año para un trabajador de jornada completa.

Las protestas son parte de un movimiento de sindicatos, demócratas y otros grupos defensores de los trabajadores para elevar el sueldo en sectores de baja paga. El mes pasado, el presidente Barack Obama dijo que respaldaría una medida del Senado para aumento el salario mínimo federal a 10,10 dólares por hora.

Los manifestantes piden que se pague 15 dólares por hora, aunque muchos ven esa cifra como un punto de partida más que como una meta a corto plazo.

No es clara cuánta capacidad de convocatoria tendrá el paro, o si será suficiente para interrumpir las operaciones de un restaurante dado. Acciones similares efectuadas a mediados de año tuvieron resultados diversos, puesto que si bien algunos locales no pudieron atender a sus clientes, otros no experimentaron alteraciones.

La Asociación Nacional Restaurantera dijo que las manifestaciones eran “una campaña ideada por grupos sindicales nacionales” y que la mayoría de los participantes eran miembros de sindicatos y no trabajadores.

El grupo industrial agregó que las manifestaciones anteriores “se han quedado cortas respecto a sus metas de cifras”.

Kendall Fells, organizador de Fast Food Forward radicado en la ciudad de Nueva York, dijo que las manifestaciones están planeadas para 100 ciudades, adicionales a las 100 ciudades donde los trabajadores realizarán un paro. Dijo que el paro comenzó a planearse poco después de la protesta en 60 ciudades de mediados de año.

Los trabajadores “entienden que no va a ganar con una huelga de un día”, dijo.(TERRA)