La minera canadiense Teck, que en Chile opera las minas Quebrada Blanca y Carmen de Andacollo, ha decidido bajar el ritmo de sus proyectos en el país.

FOTO QUEBRADA BLANCA 2

Minera, que logró revertir las pérdidas en su división Quebrada Blanca , ingresará el nuevo EIA de la expansión cerca de 2015.

La minera canadiense Teck, que en Chile opera las minas Quebrada Blanca y Carmen de Andacollo, ha decidido bajar el ritmo de sus proyectos en el país.

La empresa mantiene uno de las carteras de inversiones más ambiciosas en materia minera, por casi US$9.500 millones para desarrollar dos proyectos: la ampliación de Quebrada Blanca y Relincho, en las regiones de Tarapacá y Atacama, respectivamente.

No obstante, el cambio en las condiciones del mercado y trabas detectadas en el proceso de desarrollo de ambas iniciativas han obligado a reevaluar el plan inicial.

El proyecto que en teoría estaba más avanzado, Quebrada Blanca Fase 2, ha paralizado algunas actividades, según reportó la compañía en su balance trimestral correspondiente al período junio-septiembre. La empresa informó que la etapa actual en la que se encuentra la iniciativa, la de diseño de detalle, continúa, pero a un ritmo más lento. A esto se suma el freno de las solicitudes para la fabricación de algunos equipos y el congelamiento de nuevas órdenes de compra.

“El nivel de las actividades de ingeniería y costos futuros asociados son objeto de examen, con una desaceleración en las actividades previstas para iniciarse en 2014”, agregó la compañía.

En relación con el reingreso del estudio de impacto ambiental (EIA), luego de que el año pasado se decidiera retirar una versión inicial  para actualizar e incorporar nuevos antecedentes, por ahora no hay fecha exacta para su reingreso y se espera que esto no se haga antes de fines de 2014.

“Los permisos para las instalaciones existentes deben actualizarse antes de volver a presentar el EIA de la Fase 2. Aunque el momento de volver a presentar este estudio dependerá en cierta medida de los avances en estas presentaciones regulatorias separadas,