Asamblea de socios y socias , realizada la noche del miércoles, ratificó por aplastante mayoría, hacer efectiva la huelga debido al nulo respeto mostrado por la administración de CODELCO hacia sus profesionales y supervisores de la división más productiva del Distrito Norte.

Tras concluidos los buenos oficios entre el Sindicato de Supervisores de Radomiro Tomic y la Administración divisional de Codelco, y la negativa de ésta a extenderlos para evitar la huelga, la Asamblea de socias y socios del sindicato acordó su ratificación, ya votada el pasado 23 de septiembre, y que se hará efectiva en el primer turno del día jueves 8 de octubre.

El directorio del Sindicato fue enfático en desmentir algunas cifras de reajustes que se están señalando en diversos medios de comunicación. “Los rumores que CODELCO filtra a la prensa obedecen sólo a una estrategia para dividir al mundo sindical. Nosotros jamás hemos pedido los bonos que se señalan en los medios, como tampoco estamos solicitando los valores que se entregaron en la Negociación Colectiva del 2011”.

“Hacemos un llamado a que los mismo esfuerzos comunicacionales que diseña la administración de Codelco para desprestigiar a sus propios profesionales ante la opinión pública nacional, intervenir sus decisiones, atemorizarlos y engañarlos con rumores falsos, se utilicen en establecer un diálogo que nos lleve a concordar un Contrato Colectivo real y beneficioso para ambas partes, que se haga cargo de las desigualdades que hoy existen entre profesionales que realizan la misma labor y que norme prácticas de trabajo que hoy se hacen, pero no se reconocen ni compensan como es debido”.

Acciones Sindicales  

En horas de la tarde, un grupo de profesionales y supervisores tanto del Sindicato de Radomiro Tomic como de los sindicatos del distrito norte y otros de la corporación, realizaron una manifestación pacífica a la entrada del turno B en los accesos de la división para expresar el descontento de todos los supervisores de Codelco respecto al magro y nefasto compromiso de la administración.

Estas movilizaciones se repitieron en la mañana de hoy a primera hora, con la participación de 22 dirigentes de la FESUC presentes en Calama apoyando la huelga en las divisiones Ministro Hales y Gabriela Mistral, a la que posteriormente se sumó la división Chuquicamata, lo que retrasó el ingreso de todo el personal de las divisiones mencionadas.

FESUC, en tanto, indicó que la presencia de los distintos representantes sindicales en estas movilizaciones pacíficas obedece a que, “no podemos permitir que se desprecie la labor y el aporte de cualquier supervisor de la Corporación.”

”El profesionalismo de la supervisión merece respeto y debe ser valorado, no utilizado mediáticamente para hacer creer que están aplicando una política de control de costos, cuando el problema real es la mala gestión de ejecutivos, el exceso de subcontratación y el consecuente negocio de los empresarios contratistas, y las asesorías millonarias basadas en el compadrazgo, y no en el aporte real al negocio, como sí es el caso de toda la supervisión de la Corporación”, puntualizó FESUC.