Acción pacífica tiene por objeto cumplimiento de fallo de la Corte Suprema que establece que Codelco es una sola empresa y condena prácticas antisindicales.

La directiva del Sindicato de Supervisores de Codelco Norte junto a un grupo de socios se encuentra ocupando desde las 8:OO horas de esta mañana el edificio institucional ubicado en la ciudad de Calama exigiendo que la administración de la empresa acate un reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia el cual valida al grupo negociador de su contrato colectivo integrado por profesionales de Chuquicamata, Radomiro Tómic, Ministro Hales, y las áreas distritales.

Los mandos medios de Codelco Norte que integran alrededor de mil profesionales de distintas disciplinas denunciaron que en la mina Radomiro Tómic se han negado a realizar las charlas de libertad sindical comprometidas en un avenimiento judicial de Octubre del 2011, en contraste con lo que ocurre en Chuquicamata y otras áreas. Ese acuerdo se logró como compensación al despido del dirigente sindical de Codelco Norte Iván Herrera, medida que la empresa luego revirtió comprometiéndose a capacitar a los profesionales acerca de sus derechos humanos sindicales.

Otro de los reclamos de los supervisores es la imposición de un sistema de evaluación del desempeño (“SGD”) que considera variables subjetivas, arbitrarias, discrecionales y que atentan contra derechos consagrados en la Constitución Política, el cual  carece de toda instancia de apelación, y que busca el despido del 5% de la planta al año. “Esto ha generado un clima de intranquilidad e incertidumbre que perjudica nuestro trabajo y da pie a comportamientos hostiles y discriminatorios de parte de algunos ejecutivos y directivos”, asegura la directiva.

Asimismo, denuncian decisiones corporativas que vulneran el Contrato Colectivo, y amenazan beneficios en salud y educación.

Los supervisores exigen una mesa de diálogo para implementar el cumplimiento del fallo de la Corte Suprema que le otorga a la supervisión que labora en Radomiro Tómic y en Ministro Hales el derecho a ser representada laboralmente por Codelco Norte para beneficiarse del actual Contrato Colectivo.

Además solicitan que el Ministerio del Trabajo participe en la mesa como garante de los acuerdos que se establezcan y que fiscalice su cumplimiento y que se congelen y se dejen sin efecto todas las medidas administrativas o laborales que tengan como base el nuevo SGD, y que se respete la norma corporativa vigente acerca de gestión del desempeño acordada de común acuerdo con los sindicatos.

En materia de salud piden terminar con el traspaso forzado a la Isapre Banmédica, y apertura de la Isapre Chuquicamata y del beneficio de salud Codelco a toda la supervisión del distrito, con independencia de su fecha de contratación, pues en la actualidad los nuevos contratados gozan de beneficios inferiores a los antiguos, lo que consideran una “odiosa discriminación”.

También piden dejar sin efecto el cambio del Colegio Chuquicamata a uno particular pagado, hasta que no se conozcan en detalles y las consecuencias que ello implica y que se abran procesos de investigación en contra de todos los mandos superiores responsables de las situaciones denunciadas, y que han realizado acciones de hostigamiento, discriminación, maltrato y prácticas antisindicales.(EL MOSTRADOR)