FOTO PROTESTA SQM

El mayor productor mundial de yodo, litio y nutrientes vegetales de especialidad, está a un paso de concretar un viejo anhelo: ingresar al negocio del cobre.

Hace algunos días, la Sociedad Química y Minera de Chile (SQM), anunció a inversionistas la firma de un memorando de entendimiento (MoU, por sus siglas en inglés) con la empresa australiana Estrella Resources Limited, la que contempla una opción de negocio con una duración de cinco años entre ambas compañía, con miras a desarrollar el proyecto Altair.

El prospecto que es objeto del acuerdo está ubicado en la Región de Antofagasta, 80 kilómetros al noreste de la capital regional, y cubre en total 250 mil hectáreas.

Según explicó SQM de manera oficial, este acuerdo “marca el comienzo de una relación larga y mutuamente beneficiosa entre las dos compañías”. La iniciativa, que de acuerdo con sondajes preliminares cuenta con concentraciones de óxidos de hierro, cobre y oro, está dividida en dos zonas, Altair Norte y Altair Sur.

De acuerdo con los términos del acuerdo entre ambas mineras, la empresa australiana se hará cargo, durante 5 años, del costo del programa de exploración en Altair, plazo durante el cual elaborará un estudio de prefactibilidad. Esto le permitirá acceder hasta el 51% de la operación, en la eventualidad de que el resultado sea exitoso.

Una vez transcurridos los cinco años, SQM y Estrella Resources financiarán la posible construcción de la mina y las plantas. En caso de que una de las partes no cumpla con esta obligación, su socia se quedará con el 100% del proyecto. Es decir, si SQM no cumple con el financiamiento del 49% de la inversión, se entiende que renuncia a la opción en el proyecto Altair. En ese caso, Estrella pagará un canon anual sobre la base de los ingresos y se ajustará en una escala móvil en función del metal de cobre LME y precios del oro, el que alcanzará el 3% de los precios actuales del cobre.

El ingreso al negocio del cobre es una vieja obsesión de la compañía ligada al empresario Julio Ponce.

Esto, luego que en 2005, SQM vendiera en US$8 millones más royalty el yacimiento Antucoya a Antofagasta Minerals, el cual hizo noticia la semana pasada luego de que la titular decidiera paralizar esta iniciativa a espera de mejores condiciones de mercado.

La esperanza de SQM

La empresa es una de las que más concesiones mineras tiene en el país, con cerca de dos millones de hectáreas de caliche, y muy cerca de proyectos de cobre, como es el caso del propio Antucoya y otros. Por lo mismo, la presencia de cobre, oro y otros metales es algo que siempre ha intrigado a la empresa, que ha desarrollado algunas campañas de exploración, las que ahora, con la firma de la alianza con Estrella Resources, comienzan a tomar forma definitiva.(PULSO)