En una muestra de su compromiso con la causa sindical, los dirigentes del sindicato 1 de minera Escondida en huelga de hambre soportaron el intenso frente de mal tiempo que afectó a Antofagasta en las últimas horas y completaron 10 días de huelga de hambre.

Ni siquiera el mal tiempo logró amainar el compromiso demostrado hasta el momento, por los dirigentes del sindicato 1 de minera Escondida, Juan Rivas y Carlos Allendes, quienes completaron 10 días en huelga de hambre como una forma de sensibilizar a la empresa frente a la aplicación del cuestionado “plan de retiro voluntario”.

Según lo explicó, el dirigente Carlos Allendes, “nuestro estado de ánimo es el mejor, nos hemos sentido bien física y mentalmente. Tal como lo anunciamos al iniciar esta huelga de hambre, nuestra movilización es de carácter indefinida y hasta las últimas consecuencias”.

De igual modo, el director Juan Rivas, señaló que “la lluvia que cayó no nos provocó mayores problemas. Nosotros vamos a seguir acá hasta que minera Escondida escuche nuestras demandas y decida sentarse a revisar los casos de aquellos trabajadores que no están de acuerdo con el plan de egreso que se presentó”.

Según los últimos reportes médicos los dirigentes en huelga de hambre ya han perdido entre 8 y 9 kilos de peso.