La parte querellante en el proceso judicial por la muerte de 29 trabajadores de la ex planta Enami – hoy CODELCO Ventanas, solicitará peritajes a instituciones extranjeras para verificar si los funcionarios murieron producto de la exposición a metales pesados. De comprobarse esta teoría, podría cambiar totalmente el panorama del funcionamiento de esta planta, involucrada en los constantes episodios de contaminación de la ciudad. Esta semana comenzarían las primeras exhumaciones del caso Enami – Ventanas, con el fin de descifrar si la muerte de los trabajadores fue o no originada por la presencia de metales pesados como el mercurio, el plomo, el arsénico, y la presencia también de solventes químicos.

Esto después de que a lo largo del tiempo fallecieran una gran cantidad de funcionarios de diversas enfermedades asociadas a la exposición estos elementos.

“Fuimos trabajadores del Estado de Chile y salimos contaminados con metales pesados. Mercurio, Arsénico, Cadmio, Cobre, y lamentablemente, todos los gobiernos que ha habido en este tiempo no han sido capaces de solucionar la contaminación ambiental en la comuna de Puchuncaví”, indicó Luis Pino, presidente de la Asociación de ex Funcionarios de ENAMI (Asofren).

Pino afirmó que las actuales autoridades no han tomado conciencia de la relevancia de este tema. “Golborne, quien fue ministro de Minería, hizo hartas cosas por los 33 y no habían muertos, en cambio nosotros tenemos más de 160 muertos, y no hizo nada”, afirmó y añadió que el titular de Energía tampoco ha actuado para frenar la contaminación que está afectando a toda la comunidad.

Raúl Meza, abogado representante de las familias afectadas, indicó que la diligencia que comienza esta semana es inédita y representa un verdadero desafío para el Ministerio Público, y añadió que, en caso de comprobarse la contaminación como causal de muerte, se podría establecer un cuasi delito de homicidio contra la jefatura de plana ejecutiva a cargo de la seguridad laboral de la empresa. Además advirtió que esta investigación tiene un alcance mucho mayor.

“Va a tener consecuencias en la bahía de Quinteros y Puchuncaví, incluso en toda la región de Valparaíso. Por lo tanto, de determinarse que los cánceres tienen como causa de muerte de estas personas la exposición a metales pesados, puede tener graves efectos, no descartándose la posibilidad de que incluso civiles, no funcionarios de esta empresa del Estado, ejerzan acciones judiciales en el evento en que sus familiares hayan tenido como causa de muerte este cáncer que se genera por los metales pesados”, precisó el jurista.

El abogado precisó que se busca acceder a peritos particulares internacionales para evitar que sea un órgano estatal el que realice una evaluación que apunta a la responsabilidad de una empresa del Estado, además de contar con la amplia experiencia de estos profesionales en casos de contaminación por polimetales.

En este marco, la comunidad está inquieta, más aún al considerar que la municipalidad de Puchuncaví extendió un decreto alcaldicio con el fin de permitir el funcionamiento de CODELCO Ventanas, pese a que la empresa no ha subsanado las deficiencias sanitarias, detectadas el año 2011.

En esa línea, Ricardo Correa, del Consejo Ecológico Puchuncaví- Quintero y presidente de la Agrupación Chinchimén señaló que “autorizar el funcionamiento contra el permiso sanitario negativo del Seremi de Salud, es un hecho altamente grave. La municipalidad se pone de acuerdo con las empresas y firma documentos para satisfacer las necesidades de la compañía sin importar su comunidad. Eso por cierto no puede permanecer en el tiempo. Ese es un hecho totalmente irregular porque la municipalidad ha bailado la cueca de las empresas. Seguramente, después de la elección esto va a tener que revisarse”.

El ambientalista afirmó que con la suma de este tipo de hechos, cada vez queda cada vez más clara la emergencia que se vive en la zona y la inminente pérdida del patrimonio ambiental de un sector que está plagado de empresas y que las autoridades han sacrificado a costa del llamado “desarrollo nacional” el que –sostuvo- llega a sólo unos pocos.(RADIO U. DE CHILE)