Empresa de la canadiense Kinross presentó incumplimientos ambientales en proyecto de oro. Esta es la segunda mayor sanción impuesta por la entidad tras la de Pascua Lama, por US$ 16,4 millones.FOTO MINERA MARICUNGATras un año de investigación, luego de haber recibido una denuncia por parte del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de Atacama, la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) aplicó al proyecto minero Refugio (propiedad de minera Maricunga, controlada por la canadiense Kinross) la segunda mayor multa histórica por incumplimientos ambientales. Esto no implica una paralización de las operaciones.

El regulador multó a la firma con un total de 5.122 UTA (Unidades Tributarias Anuales), unos US$ 4,5 millones, tras detectar que la compañía había incumplido una serie de condiciones impuestas en la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) que permitía el funcionamiento del yacimiento a rajo abierto, dedicado a la explotación de oro.

Esta es la segunda mayor sanción monetaria aplicada a una empresa por incumplimiento ambiental, luego de que en mayo de 2013 la SMA multara al proyecto Pascua Lama (Barrick Gold) con US$ 16,4 millones. A fines de 2013, la SMA multó a Enap con $ 422 millones por problemas detectados en la Refinería Biobío.La compañía minera Refugio se ubica 120 kilómetros al este de Copiapó, en el salar de Maricunga, Región de Atacama, y se dedica a la explotación de oro. A la fecha, Kinross ha realizado inversiones por US$ 581 millones en el proyecto. Opera desde 1994 en la zona, pero estuvo detenido entre 2001 y 2005 producto de los bajos precios internacionales del metal.

Infracciones En septiembre del año pasado, la SMA formuló cargos en contra de la empresa por incumplimientos leves y graves en su RCA, entre otros, la falta de cobertura en la correa transportadora de material; acumulación de residuos y chatarra dentro del patio de salvataje del proyecto; infraestructura deficiente para evitar la dispersión de material particulado en el chancador (molienda) de material, y fallas en el cierre y neutralización de las pilas de lixiviación de material de las fases I y II del proyecto.

También se detectó la ejecución de diversas obras que no estaban contempladas en las RCA aprobadas por la autoridad ambiental e incluidas en los proyectos de modificación de las operaciones, presentados por la firma desde 2003.En octubre, la minera presentó un programa de cumplimiento para solucionar las falencias, el que fue rechazado por la SMA, pues no cumplía con las exigencias legales ni permitía una adecuada fiscalización, dijo el regulador.

Durante el proceso de sanción, el titular del proyecto minero Refugio reconoció las falencias, planteando a su vez soluciones consideradas fuera de la ley, al estimar que éstas no eran de carácter ambiental, sino económico, y alegando que estas exigencias estaban prescritas, lo que fue desestimado por la autoridad.Según consta en el expediente de sanción de la SMA, desde comienzos de la década pasada, el proyecto Refugio ha sometido a tramitación ambiental al menos ocho modificaciones a su propuesta inicial, con el fin de aumentar su capacidad de producción y optimizar sus operaciones. “Las instalaciones que conforman la DIA en actual calificación y que ya se encuentran construidas constituyen una infracción, pues aún no cuentan con la debida RCA que los autorice”, dijo la SMA.

Una vez notificada de la sanción -lo que sucedería en los próximos días-, la compañía tiene cinco días hábiles para presentar un recurso de reposición en contra de la multa. También puede recurrir al Tribunal Ambiental dentro de los primeros 15 días hábiles para interponer un recurso de ilegalidad.(LA TERCERA)