Fenatrapech recurrió a Contraloría. Estatal dice que debe cautelar recursos.

El reciente otorgamiento de dos participaciones en bloques de petróleo a privados, específicamente el 60% de Flamenco y el 50% de Isla Norte (ambas a Geopark), encendió una acalorada disputa al interior de la petrolera estatal ENAP, y entre los sindicatos y la administración del Estado.

La Federación Nacional de Trabajadores del Petróleo de Chile (Fenatrapech), que agrupa a los sindicatos de la ENAP, recurrió a Contraloría para que esta instancia determinara si la entrega de estas Contratos Especiales de Operación de Petróleo (Ceops), otorgados sin licitación de por medio, habían sido lesivos con el Estado.

Según explica el presidente de la Fenatrapech, Jorge Fierro, la instancia se limitó a contestar que la transacción “se ajustó a derecho”, pero sin responder en relación con la consulta específica de los sindicatos.

¿A qué se debe la oposición a estos Ceops? Fierro plantea que la explicación es económica y técnica, pues hoy el barril de petróleo se transa a precios muy atractivos, por lo que aunque la explotación del hidrocarburo sea cara, de todas formas se pueden sostener márgenes de US$60 a US$70 por barril, cifras que le permitirían hacer caja a la empresa, que enfrenta hoy una compleja situación económica que le ha encarecido el acceso al crédito.

“Estamos entregando nuestras reservas de gas y petróleo, convencional y no convencional, y seguimos entregándolo a los privados. Ocurre que el gobierno sigue en la política de no entregarle recursos a ENAP, pese a que reconoce que, por ejemplo en el caso de Magallanes, cumple un rol social”, manifiesta el dirigente.

No obstante, se reconocen algunos esfuerzos, como la inclusión en la ley de Presupuestos 2013 de cerca de US$60 millones para la empresa, destinados a compensar las pérdidas que sufre la petrolera por vender gas natural en Magallanes bajo el costo.

Pero este no es el único conflicto en el que está metida hoy la empresa, en particular con sus organizaciones de trabajadores. La semana pasada, el Sindicato de ENAP Magallanes anunció el rompimiento de las relaciones con la administración local, producto de serias diferencias entre ambos estamentos.

“Estamos ciertos que hay mucho trabajo y desafíos, pero frente a ellos vemos que no se quiere avanzar y se insiste en poner trabas para dejar morir a ENAP Magallanes”, señaló al respecto el presidente del sindicato Alejandro Avendaño.

DEFENSA DE ENAP

La empresa, mediante su departamento de comunicaciones, respondió a las inquietudes sindicales, señalando que la asociación con privados permite focalizar de mejor forma las platas fiscales.

“Los recursos del Estado son limitados, por lo que se hace necesario diversificar el riesgo exploratorio en términos de inversión. Además, con este proceso se acelera la exploración en búsqueda de hidrocarburos que son necesarios para la región y en áreas que requieren de una alta inversión de riesgo”, dijo la empresa de manera oficial. Y agregó: “Al haber socios, el Estado comparte el riesgo. La diversificación del riesgo exploratorio es algo estándar en la industria”.

Además, se aseguró que las relaciones con los sindicatos de Magallanes son normales,  y que prueba de ello es que ENAP Magallanes en los últimos meses ha llevado a cabo dos negociaciones colectivas, en forma anticipada, ambas por 36 meses, sin ningún tipo de alteración.

Negociación por GNL contra el tiempo

Diciembre es el mes clave para la negociación entre Enap y BG para definir los flujos y precios a los que llegará a Chile el gas natural licuado, en específico aquel que procesado en Quintero.

Esto, porque el 1 de enero comienza a regir la actualización del contrato, que cambia el indexador de los precios de compra de gas de Brent a Henry Hub, este último hoy en niveles historicamente bajos y que, de acuerdo con lo que plantea BG, no alcanza a financiar el costo de producción del gas natural.

En las últimas semanas la británica amenazó con incumplir el contrato y pagar la multa. La negociación incluiría, como moneda de cambio, aumentar los envíos.