A través de un comunicado, los Sindicatos norte de la cuprífera se hacen parte de la decisión de reducir la extracción en un 50% y también la respectiva cantidad de personal a través de despidos.

Los sindicatos del Distrito Norte de Codelco dieron a conocer su postura ante la paralización de faenas por parte de la empresa Freeport McMoran, operadora de Minera El Abra, y lo que consideran el rol de Codelco como mediador del conflicto que afecta a más de 750 trabajadores.

El pasado jueves 27, la cuprífera anunció su intención de reducir en un 50% la explotación de la mina El Abra y con ello, comenzar también un plan de despidos. En una declaración firmada por los sindicatos de trabajadores de Codelco Chuquicamata, División Ministro Hales, División Radomiro Tomic, División Gabriela Mistral expresan su pesar ante lo que llaman la “postura descarada, carente de ética y de responsabilidad social que ha manifestado Freeport McMoran a través de sus ejecutivos de Minera El Abra” y declaran su apoyo a los manifestantes de la agrupación mencionada.

“No es posible permitir que esta transnacional cumpla el descaro de proyectar sus utilidades en la reducción de trabajadores, en la desvinculación arbitraría y sorpresiva de cientos de sueños de las familias de estos. Sentar el precedente que la imposición y la tiranía empresarial tiene luz verde para aumentar sus ganancias futuros a costa del finiquito de sus empleados, es volver a cero y perder lo poco que ha ganado la historia sindical en nuestro país”, expresa el comunicado.

Reitera las políticas laborales planteadas por personeros de gobierno y de Codelco a través de las cuales exigen diálogo. “Minera El Abra pertenece en un 49% al gobierno, a través de Codelco, por lo cual es imposible que esta medida se lleve a cabo de forma unilateral por los ejecutivos de esta filial. El Gobierno y Codelco deben trabajar para corregir y revertir esta situación de abuso empresarial”, agrega el texto.

Los Sindicatos Distrito Norte urgen también sobre una solución que para ellos exige “la renacionalización del cobre”, ante escenarios que alteran el desarrollo social y laboral del país, según su misiva. “Reiteramos nuestra decisión de apoyar el accionar de los sindicatos de El Abra, y de hacernos parte de este conflicto, ya que hemos demostrado en varias ocasiones que la participación y las relaciones laborales en igualdad han permitido construir mucho más. Por un sindicalismo real y por un respeto verdadero a la clase trabajadora chilena”, finaliza el comunicado de prensa.(LA NACIÓN)