Accionar de la Inspección del Trabajo genera malestar en los sindicatos de la Federación Minera de Chile, debido a un manto de dudas que existen y que podrían denotar un supuesto tráfico de influencias para favorecer a las empresas mineras.

El sindicato de trabajadores de minera Spence presentó un requerimiento en la Contraloría, para que se investiguen las responsabilidades administrativas debido a la no presentación , por parte de la Inspección del Trabajo de Antofagasta, de un recurso judicial en la Corte Suprema en el marco de una denuncia presentada por vulneración de derechos fundamentales.

De acuerdo a lo informado por Ronald Salcedo, presidente del sindicato Spence, “el 26 de junio del 2015, presentamos en la Inspección del Trabajo una denuncia por vulneración de derechos fundamentales debido a la instalación de cámaras en algunas maquinarias por parte de la empresa, bajo el argumento de evitar episodios de somnolencia en los trabajadores durante la jornada laboral”.

El dirigente agregó que “la fiscalización realizada por la Inspección del Trabajo arrojó como resultado que si existía vulneración de derechos, por lo que se convocó a una mediación el 21 de enero del 2016 en la cual no hubo acuerdo, ya que la empresa se negó al retiro de las cámaras”.

“Posteriormente, frente al fracaso de la mediación, el 17 de febrero del 2016 , la Inspección del Trabajo realizó una presentación en el Tribunal del Trabajo de Antofagasta, cuyo juez Carlos Campillay, en un fallo de primera instancia , ratificó que existía vulneración de derechos fundamentales , ordenando el retiro de las cámaras y volver al sistema “optalert”, mediante el cual se puede vigilar el pestañeo de los ojos”.

Al respecto, el asesor jurídico del sindicato Spence, Jorge Mayne , explicó que “con anterioridad a la instalación de las cámaras , funcionaba el sistema optalert, que era un dispositivo menos invasivo de la privacidad de los trabajadores. El fallo del Tribunal del Trabajo, señala que sólo en casos excepcionales, donde por causales médicas específicas , el operario no puede utilizar los lentes del optalert , se podría usar las cámaras”.

“Frente a esta sentencia, minera Spence presentó un recurso de nulidad en la Corte de Apelaciones el cual fue acogido determinándose que no existía vulneración de derechos y que la instalación de las cámaras obedecía a razones de seguridad, poniendo como ejemplo los dispositivos que funcionan en las máquinas del Transantiago”, precisó.

Jorge Mayne señaló que “frente a dos sentencias contradictorias, la Corte Suprema recurrió a un recurso de unificación de jurisprudencia. De esta forma, como sindicato presentamos una serie de sentencias contradictorias dictadas por Tribunales Superiores de Justicia, con la intención de que se adoptará una resolución definitiva en torno a la materia”.

“Fue así como el 1 de abril del 2016, el sindicato Spence se hace parte en la causa como tercero coadyuvante. No obstante, la Inspección del Trabajo no se hizo parte a pesar que existía plazo hasta el 3 de noviembre del 2016 y  ante lo cual la Corte de Apelaciones , el 2 de marzo del año en curso,  declaró inadmisible nuestra presentación debido a que el demandante principal no presentó los antecedentes requeridos, con lo que se dio luz verde al uso de las cámaras en las maquinarias de minera Spence”.

“Es por este motivo , que el pasado 2 mayo realizamos una denuncia en Contraloría, para que se investiguen las responsabilidades administrativas en el accionar negligente de la Inspección del Trabajo, la cual en definitiva actúo como juez y parte del proceso,  abandonando su misión de velar por el bienestar de los trabajadores y atentando en contra de sus intereses”, concluyó.