Dirigentes del sindicato de la minera Lomas Bayas realizaron un bloqueo de la ruta de acceso a faenas,  que retrasó en al menos dos horas el inicio de la producción.

Debido a una serie de incumplimientos en materias del contrato colectivo vigente, además de variadas problemáticas sin resolver desde hace tres meses, es que la directiva del sindicato de trabajadores de minera Lomas Bayas, decidió realizar un paro de advertencia el cual se concretó a primera hora de este martes 24 de marzo.

Pedro Valdivia, presidente del sindicato Lomas Bayas , señaló que “a las 7:30 de la mañana procedimos a bloquear el acceso a faenas, lo que provocó un retraso en el  ingreso del turno A y también en la continuidad de la producción. Esta movilización obedece a la nula respuesta de parte de la empresa a una carta que presentamos en la Inspección del Trabajo, donde solicitamos un pronunciamiento de Lomas Bayas en temas como la higiene del casino, el procedimiento para enfrentar problemas de salud que pueda presentar algún trabajador y el no respeto a la labor sindical, entre otros”.

El dirigente dijo además que “son problemáticas sensibles para los trabajadores, ya que la mala calidad de la alimentación que se entrega en faenas y el hecho que continúen los despidos, son factores que inciden en el ambiente laboral, generando temor e inquietud”.

“Requerimos que minera Lomas Bayas nos entregue respuestas concretas a nuestras demandas, las cuales no buscan otra cosa que el mejoramiento de las condiciones laborales de los trabajadores que con su esfuerzo contribuyen al éxito del negocio”, agregó.

Tras dos horas de bloqueo , pasadas las 10 de la mañana, el gerente general de minera Lomas Bayas, Richmond Fenn, llamó a los dirigentes a una reunión de carácter urgente en faenas.

Previo al ingreso al encuentro, Pedro Valdivia, presidente del sindicato Lomas Bayas, explicó que “se cumplió el objetivo del paro de advertencia que era provocar un acercamiento con la empresa. Ahora debemos escuchar cuales son los planteamientos para determinar si continuamos movilizados”,concluyó.

Por su parte, Gustavo Tapia, presidente de la Federación Minera de Chile, señaló que “no nos sorprende que las empresas mineras se nieguen a conversar con los dirigentes sindicales. Es una práctica constante, que lleva a que se adopten medidas de presión extrema, como puede ser un bloqueo de rutas o la movilización de los dirigentes de minera Escondida, que ya completaron 6 días en huelga de hambre, sin que la empresa emita algún tipo de pronunciamiento. En ese sentido, llamamos a las mineras a escuchar la voz de la dirigencia sindical, ya que en definitiva son los únicos interlocutores válidos con los miles de trabajadores mineros del país”.