El sindicato de supervisores de la minera Collahuasi aprobó este domingo un nuevo contrato colectivo que regirá por los próximos cuatro años en uno de los mayores yacimientos de cobre del mundo.

Los supervisores sindicalizados, un grupo integrado básicamente por ingenieros, pertenecen a una de las unidades clave en la operación de la mina que controlan Glencore  y Anglo American y en que también participan firmas japonesas en la propiedad.

El sindicato, integrado por 317 supervisores, firmó un acuerdo colectivo por 48 meses, logrando reajustes salariales asociados al cumplimiento de metas de seguridad y de objetivos operacionales trimestrales, y también un incentivo trimestral de gestión del negocio, supeditado a la superación de las metas operacionales presupuestadas.

Además, establece el “pago de un bono de 3 millones líquidos por prácticas operacionales y relaciones colaborativas, y adicionalmente, 3 millones líquidos por concepto de Renovación de Jornada para los Supervisores de Faena Cordillera y Patache, entre otros beneficios”, informó la compañía.

“De acuerdo al plan estratégico de la compañía, este acuerdo colaborativo (con los supervisores) permitirá a la empresa avanzar de manera sustentable en la optimización de sus procesos”, destacó Collahuasi en un comunicado.

Collahuasi, enclavado en la Cordillera de los Andes en el norte de Chile, a unos 4.400 metros de altura, ha estado recuperando sus niveles de producción luego de sufrir en años recientes por una serie de problemas laborales, climáticos y accidentes.

La mina posee el sexto lugar en reservas de cobre a nivel mundial. Actualmente tiene recursos minerales por 9.776 millones de toneladas con ley promedio de 0,81% según datos de la empresa.