El primer proyecto de cobre de la coreana a nivel mundial está en Arica y aportará unas 700 toneladas mensuales de cátodos.

Su primera “cosecha” de cátodos de cobre obtuvo el pasado 29 de julio la surcoreana Samsung desde la 
mina Pampa Camarones, 
proyecto que marca el ingreso de la gigante oriental al negocio minero a nivel mundial.

La firma asiática tiene el 46% de esta faena y comparte la propiedad con la local Arrigoni, que posee el 24%, mientras que los gestores del proyecto, Pampa Mater, tienen el resto.

El vicepresidente de Operaciones de Pampa Camarones, Daniel Berríos, dijo que hace unas semanas partió el ramp up o escalamiento productivo y estimó que dentro de cuatro meses podrían alcanzar la capacidad de diseño.

En agosto esperan obtener 450 toneladas (ton.) de cátodos, en septiembre y octubre deberían ser unas 500 ton., para llegar hacia diciembre al máximo de 700 ton.

Para cumplir con esos números, precisó, deben procesar 70 mil ton. mensuales de mineral, que tiene una ley de 1,2%, nivel considerado alto comparado con el promedio de otros depósitos.

Pampa Camarones está en la Región de Arica- Parinacota y Berríos explicó que aunque se trata de un yacimiento subterráneo optaron por extraer vía rajo el mineral cercano a la superficie, a una tasa de 40 mil ton. mensuales. Disponen de un stock de 400 mil ton.

Inicialmente el plan era mover 4,5 millones de ton. de material, con una proporción mineral/estéril de 8 a 1, sin embargo, ahora están expandiendo el rajo por lo que moverían otros seis millones de ton.

“De forma paralela comenzaremos en los próximos meses el acceso a la mina subterránea”, adelantó y añadió que con la información que disponen podrían sacar del orden de 1,8 millón de ton.de mineral, que se suman al 1,1 millón del rajo.

El potencial de Salamanqueja -nombre del yacimiento- es bastante mayor, pues posee recursos medidos e indicados por unos seis millones de ton. También, iniciarán una cuarta campaña de sondajes para conocer mejor otros recursos en la zona.

    El rol de Samsung


Así como otras mineras, este proyecto también afrontó problemas, como el alza de costos y retrasos.

La planta de cátodos, por ejemplo, tenía un valor inicial de US$ 38,8 millones, pero finalmente fueron US$ 52 millones los desembolsados.

El proyecto total demandará unos US$ 70 millones, considerando lo invertido 
en la planta de cátodos, la de impulsión de agua de 
mar (para la operación), la mina, la planta solar que los abastecerá de energía y la interconexión al Sistema Interconectado del Norte Grande (SING).

Aunque en algún momento el alza en montos y plazos preocupó a los ejecutivos de Samsung, Berríos dice quedaron conformes con la primera producción de cátodos hace unas semanas.

Agregó que la experiencia de trabajar con la surcoreana ha sido positiva, porque han colaborado en algunas áreas y han aportado su conocimiento en marketing y ventas.
Fuente: DF/Andrés Pozo B.