Minera, que es el segundo mayor accionista en Escondida, está solicitando permisos para avanzar en la prospección del proyecto Olimpo. De resultar exitoso, y de acuerdo al costo de proyectos similares, debería invertir hasta US$5.000 millones. 

Uno de los principales grupos mineros de mundo, Rio Tinto, está a un paso de concretar un viejo anhelo: instalarse con su primer proyecto de cobre en Chile.

Se trata de Olimpo, una iniciativa por ahora en etapa de prospección, y para el que la empresa ya solicitó los permisos de perforación.

Olimpo está ubicado en la alta cordillera de la comuna de Pica, Región de Tarapacá, a 190 kilómetros al sureste de Iquique, a medio camino entre dos importantes operaciones mineras: Doña Inés de Collahuasi (perteneciente a Anglo American y Xstrata) y Quebrada Blanca, de Teck.

Rio Tinto tiene su base de operaciones para América Latina instalada en Chile, pero pese a realizar varias campañas de sondajes (en las que ha invertido sobre US$100 millones), todavía no consigue descubrir un yacimiento de gran escala, que son los que la empresa opera alrededor del mundo.

No obstante, la multinacional tiene uno de sus principales activos en Chile, pues es socio de Escondida, la principal operación minera privada del país.

No hay proyecciones oficiales de inversión aún, pero se estima que, en caso de que la prospección resulte exitosa, se requerirán entre US$3.000 millones y US$5.000 millones, considerando el costo que tienen proyectos similares y dependiendo del tipo de abastecimiento de agua.

Por ahora, la firma solicitó la autorización para construir una senda de penetración al área del proyecto de aproximadamente 3,5 kilómetros de longitud, el que permitirá el tránsito de vehículos hasta la zona en la que se realizarán los trabajos, que consistirán en perforaciones con método diamantino.

Para las labores de perforación en las plataformas de sondaje se requiere una dotación de hasta treinta personas, que trabajarán en turno. Además, se requiere habilitar un campamento temporal, “con el objeto de evitar los riesgos de traslado diario de trabajadores en tramos largos”, explica la compañía.

“Rio Tinto es una empresa que se dedica al desarrollo de exploraciones mineras en Chile desde hace más de 20 años y tiene presencia en los principales países productores de minerales del mundo. En esta ocasión, ha proyectado desarrollar labores en la comuna de Pica, en las concesiones mineras que conforman en proyecto denominado Olimpo”, explicó la compañía.

Anteriormente, Rio Tinto exploró los proyectos Amos Andrés y Candelabro en Chile, sin los resultados esperados. (PULSO)