Dos días antes del plazo establecido, el Ejecutivo ingresó al Senado las indicaciones al proyecto que moderniza las relaciones laborales.

Dos días antes del plazo establecido, el Ejecutivo ingresó al Senado las indicaciones al proyecto que moderniza las relaciones laborales, luego de intensas semanas de negociaciones entre todos los actores que, incluso llevaron al gobierno a solicitar ampliar en siete días el ingreso de los cambios.

Y si bien Hacienda y Trabajo dieron a conocer en general los cambios el sábado a través de comunicados, el Ejecutivo envió una minuta con los detalles a parlamentarios.

El documento de cuatro páginas -al cual tuvo acceso DF- expone cambios claves, como que la entrada en vigencia de la reforma se amplió de 6 a 8 meses, que se limitaron los pactos de adaptabilidad y la titularidad sindical, y que se buscó asegurar la libertad de trabajo para quienes no se involucren en la huelga. “Para el gobierno, estas indicaciones permitirán contar con un procedimiento de negociación colectiva más moderno y equilibrado, que establece mayor simetría entre las partes”, explicita el texto. (DIARIO FINANCIERO)