La CUT aseguró que Hacienda y Trabajo evalúan incorporar nuevas materias.

Poco más de tres horas de reunión con los Ministerios de Hacienda y Trabajo lograron que la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) diera por superado el impasse del lunes con el gobierno, a pocos días del envío de la agenda laboral al Congreso.

A diferencia del malestar, las dudas, y el nulo avance en las negociaciones que acusaron a inicios de semana la presidenta de la CUT Bárbara Figueroa, aseguró ayer que el segundo encuentro con los ministros Alberto Arenas y Javiera Blanco dejó un saldo positivo.

Según la líder de la multisindical, el cambio de ánimo responde a que esta vez recibieron “información consistente” y señales de apertura hacia las demandas de su organización. “Si uno tuviera que resumir en una frase el valor de esta reunión, tiene que ver con haber superado los nueve puntos del programa de gobierno, y entonces ya no estamos hablando sólo de las propuestas del Ejecutivo, sino que empezamos a hablar de las propuestas de la Central”, precisó Figueroa.

De esta manera, el Ejecutivo se habría allanado a evaluar alternativas para avanzar en las peticiones de la multisindical en materia de despidos -artículos 159 y 161 del Código del Trabajo-, y negociación interempresa. Estas serían el eje central de la cita que agendaron para el próximo 26 de diciembre. De acuerdo con Figueroa, también podrían pactarse compromisos para abordar en futuros proyectos de ley.

Respecto de los puntos que podrían incorporarse a la iniciativa antes del 29 de diciembre -cuando ingresará a trámite legislativo-, desde el Ejecutivo afirman que existe disposición a endurecer los mecanismos de sanción a firmas que tras una negociación colectiva, y recurrentemente, realicen desvinculaciones invocando el artículo 161.

Esta normativa estipula que el empleador puede poner término a un contrato argumentando como causal las “necesidades de la empresa, establecimiento o servicio, tales como las derivadas de la racionalización o modernización de los mismos, bajas en la productividad, cambios en las condiciones del mercado o de la economía, que hagan necesaria la separación de uno o más trabajadores”.

Otra demanda de la CUT que Hacienda y Trabajo evalúan es asignar un rol en la negociación colectiva a los sindicatos interempresas.

Más tarde, los parlamentarios de las comisiones de Trabajo de la Cámara y el Senado asistieron a una cita con la ministra Blanco.

“Hemos planteado que ojalá esta reforma sea tramitada dentro de tiempos acotados (…) hicimos una propuesta incluso de hacer audiencias en conjunto ambas comisiones”, precisó la senadora DC Carolina Goic, puntualizando que bajo su análisis la reforma se debería tramitar en un semestre.

“Queremos legislar lo antes posible para que esto sea una realidad antes de fin de año”, dijo el diputado PPD Tucapel Jiménez. (De LaTercera.com)