Casi sin moverse del escritorio ganaron US$ 600 millones, mientras los afiliados con más suerte vieron crecer sus fondos un 6,6 %.

FOTO AFPS DE CHILE AL FILO

La danza de millones que vive este sector no es nueva. Con la excepción de 2008, cuando la industria perdió casi US$ 7 millones, el sector lleva varios años acumulando utilidades voluminosas.

Mientras el país se debate entre elevar la tasa de cotización de los afiliados al sistema de pensiones privado y/o aumentar la edad de jubilación —ambas ideas preferidas por las AFP— este sector acaba de anotar en 2012 uno de los mejores años de su historia.

Entre las seis administradoras —Provida, Cuprum, Habitat, Capital, PlanVital y Modelo- lograron utilidades de más de $ 288.000 millones (US$ 600 millones) cifra que supera en más de un 41 % lo obtenido en el año 2011 y que se ubica como el mayor resultado en pesos de la historia (sin considerar ajuste por inflación).

Tanto así, que los niveles de rentabilidad justifican de sobra el ingreso de dos compañías aseguradoras estadounidenses a la propiedad de Provida (Metlife, en proceso) y Cuprum (Principal, hace un mes).

En efecto, según informaron a la Superintendencia de Pensiones, su rentabilidad sobre patrimonio como industria fue de 26,5 %, con un peak de 43,8 % (Cuprum) y 10 % (Capital). Tan buenas fueron sus cifras que la banca, también cuestionada por su nivel de utilidades, estuvo casi 10 puntos porcentuales por debajo de esa cifra.

La danza de millones que vive este sector no es nueva. Con la excepción de 2008, cuando la industria perdió casi US$ 7 millones, el sector lleva varios años acumulando utilidades voluminosas.

En 2012, eso sí, los afiliados también gozaron de tales resultados, pero menos. La rentabilidad del año varió de 6,6 % (Fondo A) a 3,15 % (Fondo E). Esto, gracias al buen desempeño de los mercados locales e internacionales y un escenario favorable en tasas para la inversión en renta fija. En la industria señalan al encaje como parte importante del alza de las utilidades.

Las AFP invierten de su patrimonio el equivalente al 1 % de los fondos que administran (encaje) y si al mercado le va bien, ganan más y viceversa. Además están las inversiones.

En total, según los estados financieros de las cuatro grandes, las utilidades del año, descontado el efecto encaje, representaron entre un 55 % y 77 % del total de las ganancias.

Pero más importante son las comisiones. Según los estados financieros de las principales AFP, de los ingresos ordinarios, más del 95 % proviene de las comisiones que cobran las AFP, y en su gran mayoría son de las comisiones obligatorias; es decir, de los pagos que hacen los afiliados por tener sus platas en una de las gestoras.

Esto significa que las AFP se aseguran más del 90 % de sus ingresos teniendo afiliados que entraron al sistema antes que llegara Modelo, la que cobra menos (0,77 %). Por ahora, sólo Habitat ha hecho un intento por competir con Modelo, reduciendo en 2012 su comisión (de 1,4 % a 1,3 %) para intentar atraer afiliados que ingresaron por ley a Modelo entre agosto de 2010 y el mismo mes de 2012, y que hoy están libre de migrar a otra administradora.

¿De dónde vino el resto de las ganancias? La economía y el boom del empleo son las respuestas.

El aumento de los ingresos visto en las cifras macroeconómicas en 2012 se hizo carne en las comisiones. Según los informes de las AFP, los afiliados que cotizan regularmente en las administradoras aumentaron su sueldo imponible y, por ende, el porcentaje que les cobran por gestionar el 10 % de su sueldo bruto también creció. Todo ese aumento corrió a los monederos de las gestoras privadas.

Y no es que las AFP hayan tenido que hacer un gran esfuerzo por obtener esos ingresos captando nuevos afiliados. De hecho, algunas tuvieron caídas en el número de afiliados y otras pequeñas alzas.

Las AFP no informan en sus estados financieros el número de afiliados que varió de un año a otro. Sin embargo, la superintendencia sí entrega esas cifras. Según la autoridad, el número de afiliados creció un 3,47 % en 2012 respecto de un año atrás, pasando de 8,95 millones de personas, a 9,26 millones. Las tres AFP más grandes cayeron en el número de afiliados.

Provida —líder del mercado como señala en su FECU, sin indicar la evolución de sus clientes— redujo en un 1,66 % el número de afiliados. Habitat, la firma de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), perdió un 0,95 % de sus afiliados y Capital, adquirida en 2011 por Sura y pretendida en su momento por el grupo Saieh, disminuyó un 2 % sus afiliados.

La niña bonita que Penta acaba de vender a Principal, AFP Cuprum, rompió la tendencia, aumentando 1,48 % el número de afiliados. A ella se le suman los dos actores pequeños: PlanVital, que aun cuando cobra más caro que todos, elevó un 0,5 % y la reina de baile desde agosto de 2010, Modelo, que creció 106 %.

Lo ocurrido con Modelo es particular. Ganó en 2010 y 2012 el derecho a afiliar a todos los trabajadores que entren al sistema hasta agosto de 2014, por ello, está captando todo el crecimiento del mercado. El año pasado dobló el número de afiliados y ahora tiene el 8,74 % del mercado, provocando de paso la caída de todo el resto de las AFP: Capital (de 21,4 % a 20,2 %); Cuprum (de 6,9 % a 6,7 %), Habitat (de 24,4 % a 23,2 %); PlanVital (de 4,4 % a 4,3 %) y Provida (de 38,8 % a 36,8 %).

Cabe recordar que Modelo cobra hoy una comisión que es menos de la mitad de lo que cobra el sistema y con rentabilidades similares (primera en los fondos D y E, segunda en el C, y última en A y B).

¿La torta se reparte?

Los US$ 600 millones de ganancias que acumularon en 2012 las AFP tienen que repartirse. Las AFP distribuyen al menos un 30 % de sus ganancias a los dueños, como cualquier otra sociedad anónima regulada por la SVS. Pero quienes también ganaron el año pasado fueron los directores, ejecutivos y trabajadores.

Las cifras de los informes revelan casos interesantes, al menos en las cuatro grandes.

Capital

En Capital, la AFP que tuvo el mayor salto en ganancias netas (83 %) —y siendo tercera en rentabilidad para sus afiliados de los fondos A, B y C, y cuarta en D y E— más que duplicó el pago a sus directores. El equipo de profesionales y empresarios facturó un total de $ 164 millones en 2012, comparado con los $ 80 millones de 2011. Los ejecutivos también fueron premiados, elevando en un 20 % sus ingresos. Y, en línea con la redistribución del ingreso del país, el personal administrativo elevó en un 8,5 % sus sueldos. El equipo de ventas redujo un 15 % su remuneración. La AFP no especifica la variación de número de trabajadores o si hubo un cambio de modalidad de sueldos para la masa de empleados de Capital. Lo claro es que los directores y los ejecutivos tuvieron un aumento mucho más generoso que los trabajadores.

Cuprum

La AFP que compró Principal muestra cifras contradictorias. La empresa elevó en un 53 % sus ganancias en 2012, llegando a US$ 110 millones y sus gerentes fueron reconocidos, aunque con un alza de “sólo” 10 %. No obstante, el personal de la empresa vio una baja de 1,8 % y el equipo de ventas (dado que la AFP sigue elevando el número de afiliados en un segmento de altos ingresos) sólo aumentó un 4,5 % sus sueldos. El directorio en tanto, vio crecer sus dietas en un 68 %, pero el porcentaje de participación en las utilidades que les entregan los accionistas de redujo sus ingresos un 43 %, con lo cual el total de sus remuneraciones cayó un 29 %. Las cifras pudieran estar influidas por el proceso de venta de la AFP.

Habitat

La AFP que preside el empresario José Antonio Guzmán tiene números de mayor volumen. Las utilidades de la administradora no desilusionaron y crecieron un 21 %, alcanzando casi US$ 158 millones. El directorio tuvo un reajuste nominal: las dietas subieron un 4,6 %, sumando $ 87 millones. Sin embargo, según informa la AFP, la participación en utilidades cayó un 21 % a $ 645 millones, lo que no se condice con la política de remuneraciones aprobada en la junta de abril de 2012. En total, la información oficial indica que el directorio redujo en un 19 % sus ingresos. La gerencia clave en tanto, mejoró en 6,2 % sus sueldos, mientras que los pagos a los trabajadores crecieron un 10 %, aunque influídos por un aumento en el mismo porcentaje de la plantilla laboral.

Provida

La mayor AFP del mercado en tanto, elevó un 32 % sus ganancias, llegando a casi US$ 220 millones en 2012. Pero al parecer nadie vio mucho esos frutos. El equipo gerencial clave vio una baja de hecho de 1,3 % en sus sueldos, pese a que aumentaron en dos personas el equipo de ejecutivos considerados clave por Provida. El directorio, en tanto vio una caída de 4,8 % en sus dietas a un total de $ 542 millones, aunque algo de eso se explica por la salida de un director suplente en mayo de 2012. La situación se compensó, eso sí, con una mejora de 86% en los “honorarios” los que permitieron que en total la mesa mejorara sus sueldos en 1,6 %. La plantilla de directores le costó a Provida $ 623 millones en 2012.(EL MOSTRADOR)