Dirigentes de las minas Radomiro Tomic, Ministro Hales y Gabriela Mistral están en contra de sus pares de Chuquicamata.

FOTO CODELCO RT

Aunque las diferencias se arrastran hace meses, esta semana se hizo público el quiebre entre los sindicatos de Codelco respecto del futuro de las operaciones de la estatal en la Región de Antofagasta.

El conflicto tiene por un lado a los trabajadores de las minas Radomiro Tomic (RT), Ministro Hales (MH) y Gabriela Mistral, que se oponen tajantemente a la idea que -dicen- están difundiendo sus pares de Chuquicamata para que Codelco reunifique en una división a estas cuatro operaciones.

Los tres grupos que representan a los trabajadores de las operaciones más nuevas de la minera en el denominado distrito norte, hicieron notar su “absoluto rechazo” a estos es fuerzos a través de una vistosa inserción a página completa que el domingo circuló en un diario local.

En la publicación los sindicatos de las tres faenas, que actualmente tienen el estatus individual de divisiones, declaran que “la estructura de Codelco Norte no generó ningún tipo de beneficio para la corporación ni para sus trabajadores y solamente significó discriminación para los trabajadores de Radomiro Tomic y postergaciones para la otrora minera Gaby y la nueva división Ministro Hales”. Esta última actualmente está en fase de puesta en marcha para alcanzar su capacidad de diseño.

En 2002 las minas de Chuquicamata, que es el segundo yacimiento más antiguo de Codelco, y RT, que comenzó a producir en 1997, fueron unificadas en la división Codelco Norte lo que se mantuvo hasta 2011, cuando fueron separadas debido a sus distintos desafíos productivos.

Viejas rencillas?

Conocedores del mundo sindical explicaron que los trabajadores de Chuqui y RT nunca han logrado superar las diferencias surgidas producto de la primera unificación.

En el inserto los sindicatos acusan a la dirigencia sindical de Chuquicamata de estar tratando de encubrir la realidad de su faena, que producto del envejecimiento y de la transición hacia la explotación subterránea, ha reducido sus niveles de producción.

Continúan los sindicatos diciendo que los dirigentes de Chuqui intentan apropiarse de los resultados de otras divisiones, “particularmente las de mayor productividad de los trabajadores y menores costos de las divisiones Ministro Hales, Gabriela Mistral y Radomiro Tomic”.

Justifican esta postura confrontacional “atendida la soberbia de los sindicatos de Chuquicamata, los que han llevado una campaña pública, basada exclusivamente en sus intereses particulares y sin consultar siquiera la opinión de los trabajadores de las mal llamadas divisiones pequeñas de la corporación”, dicen.

En vez de asumir su nueva realidad productiva, pretenden aprovechar las condiciones favorables de otras divisiones, intentando desconocer el mayor esfuerzo de los trabajadores de tres divisiones a las que nunca se les ha regalado nada”, plantean.

Añaden los sindicatos que a través de la publicación que sacó a la luz esta situación ellos persiguen “crear conciencia” en la opinión pública y transparentar el real aporte de las divisiones que representan y “la necesidad de afrontar las distintas realidades existentes al interior de la corporación y entender de una vez, que la verdadera encrucijada de Codelco está en obtener el financiamiento de sus proyectos estructurales, como la única forma de mantener su posición productiva a nivel mundial”, concluyen.

Desacuerdo anterior?

A principios de este año y con motivo de la negociación colectiva en El Teniente, se registró otra discrepancia a nivel sindical.

En esa oportunidad, al momento de votar la propuesta, que la empresa realizó en el marco de un proceso de negociación adelantada, el rechazo se dio por un pequeño margen de los votos, lo que en dejó en evidencia las discrepancias entre los trabajadores que tienen menos años de contrato, respecto que aquellos con mayor antigüedad. Una de las razones del desencuentro es que el modelo planteado marcaba diferencias entre los beneficios otorgados a estos dos tipos de trabajadores.

De hecho, tras la negativa a la propuesta, tres de los sindicatos de esta división -que es la mina más antigua de la estatal y que también es parte de los proyectos estructurales y en 2013 aportó el 34% de los excedentes que ésta entregó al fisco- reestableció los contactos con la administración a fin de recuperar la oferta y firmar el nuevo contrato colectivo.

Esto dejó en evidencia otro desacuerdo a nivel de la organización sindical que en Codelco está organizada en torno a la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC).

Andina 244
A las 08:30 horas de hoy está previsto que el presidente ejecutivo de Codelco, Thomas Keller, se reúna con el alcalde de Lo Barnechea, Felipe Guevara. El proyecto Andina 244 será el tema del encuentro, que tendrá lugar en el municipio.