FOTO Julio-Vicencio-Godoy-300x243

Con querella por cuasidelito de homicidio, la  familia de trabajador fallecido en minera Michilla busca agilizar investigación del accidente ocurrido hace un año.

Ha pasado un año desde aquel 17 de enero de 2012 en que a las 17:00 horas un jefe de turno perdió la vida por un “desprendimiento de material”  al interior de una mina Subterránea “Estefanía”, ubicada a 110 kilómetros al norte de la capital regional, perteneciente a Minera Michilla S.A  (Antofagasta PLC), del grupo Luksic.

A Julio Vicencio Godoy (Q.E.P.D), tenía encomendado llevar a la frente DR 350 Norte, repuestos para reparación de un equipo electrohidráulico Jumbo N° 7 de perforación Horizontal, que en ese momento trabajaba la frente; una vez allí, ocurre un derrumbe cayendo material rocoso sobre el trabajador quien fallece poco después.

Julio Vicencio había egresado el año 2009 y  tenía, ¿por qué no?, una buena proyección en una “minera de renombre”, cuyo trabajo debería haberle alcanzado para mantener o aportar a su familia compuesta por su esposa, Mayerling Quiroz  y sus dos hijas, Javiera y Canela.

Este accidente había ocurrido pocos días después de que los representantes sindicales y miembros de la Federación Minera de Chile hicieran un llamado de atención a las autoridades exigiendo mayor fiscalización a las faenas mineras, así como también pidieron una comisión tripartita para investigar irregularidades en Minera Sierra Miranda, con el fin de evitar accidentes laborales.

El abogado representante de la familia afectada Eduardo Díaz Monterrey sostiene que “si bien en un principio la empresa planteó que el accidente se había debido a descuido de parte del fallecido, a su juicio existen antecedentes de carácter técnico que obran en carpeta de investigación y que desvirtúan dicha tesis, toda vez que, con infracción de ley y del Reglamento de Seguridad Minero DS Nº 132 del Ministerio de Minería, no se siguieron los procedimientos tendientes a asegurar la frente de trabajo, particularmente en cuanto a las labores de acuñadura. En este sentido la querella presentada en el mes de septiembre de 2012, apunta a perseguir las eventuales responsabilidades penales en el caso, solicitando al fiscal a cargo, la realización de una serie de diligencias de carácter técnico e investigativo cuyo objeto es esclarecer las responsabilidades de los involucrados en el hecho”.

Por su parte la viuda del trabajador sostiene que en una primera instancia su interés es de aclarar por qué y cómo ocurrió realmente la muerte de su marido, ya que siempre fue muy precavido y preocupado de las normas de seguridad.(DIARIO DE ANTOFAGASTA)