PREOCUPACIÓN EN SINDICATO LUMINA COPPER POR DESVINCULACIONES DE TRABAJADORES

696

Dirigentes del Sindicato no descartan prontas movilizaciones. 

La desvinculación de 7 trabajadores al interior de Minera Lumina Copper Caserones, mantiene en estado de alerta y preocupación máxima a los dirigentes del Sindicato de Trabajadores de Minera Caserones, quienes denunciaron que estas prácticas serían en represalias por el proceso de negociación colectiva que llevaron a cabo recientemente.

Por oro lado, la versión de la Gerencia de Recursos Humanos de la  compañía, según el presidente del sindicato antes mencionado, Nelson Iribarren, los despidos se deberían a una etapa de reestructuración que habría comenzado la cuprífera, aludiendo a procesos de baja producción, pérdidas de activos y pérdida de flujo de caja.

Asimismo, la Gerencia de RRHH, alude a la aplicación del controversial artículo 161 del código del trabajo, argumentando que las causales de los despidos se deberían a trabajadores que presentaron un alto ausentismo por licencias médicas prolongadas, afectando con esto a la productividad de Lumina Copper.

Ante esto, Iribarren señala, que se trataría de una “reestructuración disfrazada”, ya que, por una parte, si bien estos trabajadores presentaron elevados índices de ausentismo, se trataría de causas médicas justificadas, al tratarse de cirugías de mayor complejidad que llevaron a mantener a los afectados por un periodo largo fuera de sus labores, pero que pertenecerían al sindicato N1 de trabajadores de Minera Caserones, quienes lograron su negociación reglada en 15 días.

Mientras que, sin embargo, el mayor número de despidos (6) se da en la organización sindical que él lidera, donde  no existiría esta condición señalada por la empresa, sino más bien acusa, se debería a represalias por la participación activa de estos trabajadores en el proceso de negociación que estuvo a seis horas de configurarse la huelga, habiendo sido votada en dos instancias con un alto porcentaje de aprobación en agosto pasado.

A su vez, el dirigente agrega que, si bien, la empresa pueda estar actuando dentro del marco legal, “no se condice con lo que declara respecto a los problemas de producción, enfrentándolos con despidos de personas con 6 años de experiencia en la empresa y la contratación de dotaciones de nuevos y más baratos trabajadores, eso es una inconsistencia” declaró Iribarren.

Por otro lado, aprovecha la ocasión de resaltar que la empresa, luego de cerrada la negociación, comenzó a subir las metas de producción en el mes de septiembre, de 7 millones de toneladas que estaban acordadas, a 8.200 toneladas anuales actualmente.

De esta forma, si a esto le sumamos el agravante de que habrían menos trabajadores debido a las desvinculaciones y la contratación de personal sin experiencia, haría aún más complejo el escenario para lograr estos objetivos. Según el dirigente, “esto se traduciría en un problema que afectaría directamente a los sueldos de todos los trabajadores, ya que es muy difícil conseguir estas metas y alcanzar el 24% al sueldo base por 100% de cumplimiento”.

Finalmente, manifiesta que realizarán todas las acciones pertinentes, partiendo por realizar una denuncia en la inspección del trabajo, además de asegurar y no descartar manifestaciones, lo que queda reflejado en las siguientes declaraciones:

Área de Comunicaciones 

Federación Minera de Chile