Gobierno señala que estaría trabajando en Mesas Técnicas Laborales, evaluando las recomendaciones de la propuesta, sin una resolución aún. 

En el marco del proyecto de Modernización Laboral, es que los Ministros de Hacienda, Felipe Larraín y del Trabajo, Nicolás Monckeberg, anunciaron que en el mes de diciembre, el gobierno planea entregar la idea de modificar la indemnización por años de servicio en el trabajo.

Es así como las reacciones de rechazo no se dejaron esperar de parte de los trabajadores y trabajadoras, tanto del ámbito público como privado, quienes miran con preocupación las consecuencias negativas que esto traería para la fuerza laboral del país.

En este sentido, la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, alzó la voz señalando que “esta medida sólo favorecería a los empleadores y si se considera el escenario actual de incertidumbre en el empleo, viendo empresas que cierran, otras con reestructuraciones (…) que el Ejecutivo esté dando la señal que está abierto a revisar mecanismos básicos de protección de los trabajadores, como es la indemnización por años de servicio, es una señal peligrosa”, según declaraciones a LTPulso.

En tanto el gobierno amparado en las recomendaciones de la OCDE y en el análisis de que el actual sistema de indemnización por años de servicio desincentiva la movilidad laboral, referida a la búsqueda de nuevas oportunidades, el Ministro Larraín anunciaba que se estaba barajando la posibilidad de realizar cambios en el sistema de indemnizaciones, pero que estos debían ir acompañados de un fortalecimiento del seguro de cesantía, sembrando con esto la incertidumbre.

Fue así que el Ministro Monckeberg, tuvo que salir a aclarar desde de su cuenta de Twitter, las especulaciones que han surgido al respecto, señalando, “Quiero ser claro: NO está en los planes de gobierno terminar o rebajar la actual indemnización por años de servicio”, enfatizó.

A raíz de estos controvertidos dichos, es que se piensa desde la vereda de los trabajadores/as que los problemas que podrían afectarlos con mayor incidencia, son el aumento de despidos con menos costos para los empleadores y la inestabilidad en el empleo.

De este modo, el Presidente de la Federación Minera de Chile, importante organización que reúne a un gran número de trabajadores/as del sector más productivo del país, Gustavo Tapia Campos, manifiesta que “En Chile con nuestro precario sistema de pensiones, muchas veces la indemnización por años de servicios es el único capital con el que cuenta un trabajador para pasar su vejez, en consecuencia, lo que corresponde es indemnización a todo evento. Ya tuvimos la nefasta experiencia del “Plan Laboral” cuando se legisló para pagar hasta los 11 años como tope con el cual tuvimos una pérdida”

Por otro lado, referido al posible fortalecimiento del seguro de cesantía declara,  “si el seguro de cesantía es administrado por las AFP, qué garantías hay de que exista una mejora con las modificaciones, si hasta ahora la experiencia indica que para lograr el otorgamiento de éste, resulta ser una carrera de obstáculos. Es necesario analizar con detención el proyecto”, puntualizó el dirigente.

Pero, ¿qué dice la Ley?

Hoy en Chile, el artículo 163 del Código del Trabajo regula el pago por años de servicio que se le otorga a un trabajador contratado al momento de ser despedido.

“Si el contrato hubiere estado vigente un año o más y el empleador le pusiere término en conformidad al artículo 161 (necesidades de la empresa), deberá pagar al trabajador, la indemnización por años de servicio que las partes hayan convenido individual o colectivamente”, dice la norma.

Y agrega que “el empleador deberá pagar al trabajador una indemnización equivalente a treinta días de la última remuneración mensual devengada por cada año de servicio y fracción superior a seis meses, prestados continuamente a dicho empleador. Esta indemnización tendrá un límite máximo de trescientos treinta días de remuneración (11 años, es decir, 11 sueldos como máximo)”.

Área de Comunicaciones

Federación Minera de Chile