El Gobierno de Evo Morales, a través de una ley y decreto supremo, dispuso modificar el número de horas de trabajo de los médicos y trabajadores en salud, de seis a ocho horas diarios.

La Central Obrera Boliviana (COB), dirigida por el minero Juan Carlos Trujillo, dispuso para hoy un paro nacional de 24 horas para pedir el aumento salarial y la reactivación productiva e industrialización en Bolivia.

Trujillo encabezó una marcha de protesta que descendió de El Alto hasta el centro de la ciudad de La Paz, donde los obreros exigen un aumento superior al 6,9 por ciento que ofreció el Gobierno, informó AFP.

La Central Obrera Boliviana plantea una canasta familiar de 8.309 bolivianos (1.200 dólares) y demanda la reactivación del aparato productivo mediante inversiones en industrialización de hidrocarburos, minería y creación de nuevas fábricas.

El ministro de Economía, Luis Arce, anunció que el aumento salarial será superior a la tasa de inflación, que el año pasado alcanzó el 6,9 por ciento, según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

También se ofreció un incremento de 15% al salario mínimo nacional, pasaría de 815 a 937 bolivianos (149 dólares).

Sin embargo, el Gobierno fijó en 2.000 bolivianos el salario mínimo de los 7.755 empleados de los 20 ministerios.

Los médicos de Bolivia y los trabajadores en salud, por otra parte, cumplen hoy el décimo día de una huelga indefinida que se resiste a trabajar ocho horas por día, y pide que se mantenga en seis, como ocurrió en los últimos 40 años.

El Gobierno de Evo Morales, a través de una ley y decreto supremo, dispuso modificar el número de horas de trabajo de los médicos y trabajadores en salud, de seis a ocho horas diarios.

La atención en los hospitales públicos se redujo a los servicios de emergencia, mientras médicos del Ministerio de Salud atendían consultas externas en calles, avenidas y plazas de La Paz y otras ciudades bolivianas.(EL UNIVERSAL)