Este jueves la principal organización de trabajadores saldrá a la calle en sintonía con varios de los puntos clave del programa del Gobierno, como la Reforma Tributaria. Si bien desde la dirigencia se reconocen más puntos en común que en contra con el Ejecutivo, existen materias que hacen ruido y no convencen a todos dentro de la organización. Desde La Moneda la escena se mira como un hito y la oportunidad de hacer un contrapeso a las críticas de la derecha a través del respaldo de la calle.

FOTO REUNIÓN CUT NUEVA MINISTRA TBJO.

Según el vicepresidente de la CUT, Nolberto Díaz (DC), “durante la marcha no habrá apoyo a la creación de una AFP estatal, porque consolida el sistema actual. No creemos en un sistema de capitalización individual, aspiramos a otra cosa: un sistema integrado de seguridad y previsión social”.

Las señales han sido claras. Estos últimos días el gobierno ha intentado acercar su pauta a los trabajadores. Primero con un decreto que firmó la presidenta Michelle Bachelet este martes –acompañada de los ministros de Hacienda, Alberto Arenas, y de Trabajo, Javiera Blanco–, creando una comisión asesora presidencial para realizar un estudio sobre el sistema de pensiones; y también con un guiño a las trabajadoras de casas particulares. Esta mañana en La Moneda, entre otros puntos, se anunciará que la jornada de trabajo de estas mujeres se igualará con las del resto de los trabajadores del país; parte de las demandas que las trabajadoras han perseguido por años y que encontraron eco en el gobierno. El Ejecutivo incluirá una indicación al proyecto enviado en la administración de Sebastián Piñera.

La idea es leída por dirigentes de la Central Unitaria de Trabajadores como una ofensiva antes del primer 1 de mayo del segundo mandato de Bachelet. Un día donde los trabajadores de la multisindical llegan con dos puntos de tensión con el programa de Gobierno.

“Cuando nos dijeron que el proyecto significaba fin al multirut, nos gustó la idea, pero la indicación que mandó el gobierno no nos convence para nada”, comenta un antiguo dirigente sindical de la CUT sobre las modificaciones enviadas por el Ejecutivo. Su voz se suma a las de otros dirigentes de la entidad, a quienes no les parece bien que el gobierno haya incluido la idea de recurrir primero, como trabajadores, ante los tribunales. “Hace mucho más lento y engorroso el proceso”, señala otro dirigente.

“Al interior de la CUT hay dos miradas sobre este tema: algunos ven el vaso medio lleno, y otros, medio vacío. Es transversal. Los dirigentes del comercio, la federación de Ripley, la coordinara de sindicatos del comercio, tienen observaciones. Este proyecto tampoco les gustó a los diputados de la Comisión del Trabajo”, asegura un dirigente.

Pese a ello, agrega la misma fuente, “desde la directiva de la CUT no va a haber una crítica al multirut durante el acto del 1 de mayo. Al contrario, van a valorar el proyecto, quizás con algunas observaciones”.

Otro de los temas que genera ruido al interior de la multisindiclL, es la creación de una AFP estatal, a lo que los trabajadores se han opuesto desde siempre, demandando que exista un nuevo sistema de pensiones y que no se consolide el que ya existe. De hecho, es un tema que también había puesto en su programa el Partido Comunista. “Colocamos también en este capítulo las importantísimas reformas al sistema de pensiones, ya que pensamos que el país debe caminar hacia un sistema de pensiones completamente diferente, no basado en la capitalización individual y que habrá que desarrollar una discusión muy profunda para que esto sea superado en plenitud”, dijo Patricio Palma –miembro de la Comisión Política del PC y hombre fundamental en los temas programáticos de ese partido– en junio del año pasado, cuando hicieron entrega formal de sus ejes a la entonces candidata Michelle Bachelet, un documento que es claro con los principios comunistas: “La propuesta de AFP estatal puede considerarse como una medida correctiva aunque menor, pues no afectará las bases de la crisis del actual sistema”, detalla el documento.

“Hay mucha inquietud entre las bases de trabajadores, por el tema del multirut, la negociación colectiva y porque jamás siquiera se trató el tema del cobre”, comenta un dirigente, que también señala que el PC ha sido enérgico en pedir a sus militantes que los lineamientos programáticos laborales del gobierno sean apoyados con fuerza.

Según el vicepresidente de la CUT, Nolberto Díaz (DC), “durante la marcha no habrá apoyo a la creación de una AFP estatal, porque consolida el sistema actual. No creemos en un sistema de capitalización individual, aspiramos a otra cosa: un sistema integrado de seguridad y previsión social”.

Al respecto, Bárbara Figueroa señala que “hay diferencias y eso se ha sabido desde el inicio del debate. Pero desde el gobierno nos han hecho caminar a un ritmo veloz con temas como la indicación al multirut, o anuncios como la ratificación de convenios que afectan a sectores como las trabajadoras de casas particulares o temporeros, sectores de trabajo muy invisibilizados en sus derechos. Así que llegamos muy positivamente en el debate legislativo a este 1 de mayo. De esta forma, uno reconoce que hemos logrado incidir en las políticas públicas”.

Con respecto a la comisión asesora, que propondrá la reforma al sistema de pensiones, compuesta por 25 expertos nacionales e internacionales presentados este martes por la Presidenta Michelle Bachelet y liderados por David Bravo, Figueroa señala que las comisiones que se habían constituido hasta ahora para analizar el tema “han sido bajo la lógica de introducirle perfeccionamientos al sistema. Ninguna vino a debatir acerca del sistema y la posibilidad de construir un modelo distinto. Por lo tanto, no estamos frente a una comisión más. Lo que vemos hoy es una disposición a constituir una comisión que debata todo, incluso la viabilidad del tránsito, como el de capitalización individual forzosa, hacia uno de reparto o con diferentes características. Creo que esta comisión tiene una gran responsabilidad y puede ser un instrumento bastante inédito”.

LOS OJOS SOBRE BÁRBARA

El hecho de que el Partido Comunista esté en el gobierno también ha hecho que los ojos se posen con más detención en la figura de la presidenta de la multisindical, Bárbara Figueroa. “Por ejemplo, con el tema de la AFP estatal, estamos esperando: va a defender lo que ya dice el programa del gobierno respecto a la AFP estatal o será proactiva en definir que los trabajadores queremos cambiar definitivamente el sistema de pensiones”, señala un dirigente de la CUT.

En ese sentido, también será seguido de cerca su desempeño en la marcha del jueves, un día que –según algunos dirigentes de la CUT– será similar al despliegue que el gobierno hizo hace seis años, cuando el entonces ministro del Trabajo, Osvaldo Andrade, participó en el acto del Día del Trabajador.

Desde La Moneda consideran el próximo 1 de mayo como un hito. En el Comité Político del lunes –que aglutina a la secretaria general de la Presidencia, Ximena Rincón; al ministro secretario general de Gobierno, Álvaro Elizalde, y al ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, junto a los presidentes de los partidos de la Nueva Mayoría– se trató el tema, apostando en poner el acento en que este no es un acto ni de apoyo al gobierno ni a la Nueva Mayoría, sino a la agenda gubernamental.

En la reunión también se habló de que había que entender y respetar que la marcha es una expresión del movimiento social. Por eso la presencia de ministros debería estar marcada por los que históricamente han asistido.

Javiera Blanco va a ir, pero será parte del acto, no irá a liderar la marcha.

Según fuentes gubernamentales, lo que se busca es que esta marcha sea percibida como el contrapeso de la gente en la calle que apoya la demanda de Reforma Tributaria, en contra del despliegue comunicacional de la derecha durante las últimas semanas.

Por otra parte, asistirían al acto los presidentes de los partidos de la Nueva Mayoría, al menos del PC, PPD y el PS, pero no a encabezarlo, sino a ser parte de la marcha, que partirá a las 10 de la mañana desde la Plaza Los Héroes y seguirá por la calzada sur de la Alameda hasta la calle Portugal.(EL MOSTRADOR)

 

 

Al respecto, la presidenta de la Central, Bárbara Figueroa, señala que “no diría que hay diferencias entre lo que la directiva de la Central ha pronunciado al respecto con las bases. Sectores que emblemáticamente se han visto más afectados tienen reparos, pero no están en contra de la indicación sustitutiva. Otros están de acuerdo. Creo que hay un debate más que la opinión de diferencias profundas entre las bases y lo que ha planteado la directiva. Eso no lo he percibido”.