Trabajadores de las mineras Las Cenizas y Cerro Negro de Cabildo, y Can Can de Petorca, interrumpieron el tránsito vehicular en el sector Peñablanca.

Por varios minutos ese mantuvo tomada la ruta que une las comunas de Cabildo y Petorca, en la región de Valparaíso. La razón, una manifestación de un grupo de trabajadores mineros de la provincia, quienes desde hace días se han manifestado por lo que consideran despidos ilegales, así como el abandono en que se encontraría un grupo de trabajadores a quienes se les diagnosticó silicosis.

La protesta, tuvo lugar en el sector de Peñablanca y hasta el lugar llegó el gobernador provincial Mario Fuentes, quien dialogó con los dirigentes de distintos sindicatos mineros, convenciéndolos de deponer la movilización.

De todas formas, esta no es la primera protesta en los últimos días. Es que una avalancha de despidos tiene por estos días alerta a los mineros de la provincia de Petorca. En menos de un mes, 262 trabajadores han sido desvinculados de las empresas de la zona, dejando incertidumbre en sus familias, pues en la mayoría de los casos, el sueldo que recibían representaba el único ingreso económico. Por eso, el descontento fue tal, que mineros de Las Cenizas y Cerro Negro de Cabildo, y Can Can de Petorca realizaron una protesta en las afueras de la gobernación para exigir el cese de los despidos el martes pasado.

Las malas noticias comenzaron el 31 de diciembre con el despido de 208 trabajadores de minera Can Can de Petorca. A esto, se sumó la desvinculación, a partir de la semana pasada, de 21 mineros de la empresa Cerro Negro y 33 de Las Cenizas, ambas de Cabildo. Si ya este importante número de despidos generó molestia, la gota que rebalsó el vaso, fue el despido de 5 mineros con silicosis pertenecientes al Sindicato 4 de minera Las Cenizas, asegura Marcelo Hugueño, vocero de esta agrupación sindical.

Los despidos cayeron como un balde de agua fría para los mineros. Si bien, la situación es compleja para todos los desvinculados, lo es más aún para los cinco trabajadores con silicosis que, asegura Hugueño, hasta el nomento no han sido indemnizados por Las Cenizas, siendo que contaban con contrato indefinido, al igual que el resto de los afectados de dicha empresa. Hugueño recalca que “estas personas tienen una emfermedad profesional y con las consecuencias que tiene para su salud no van a poder trabajar en ninguna otra minera del país”.

Por lo anterior, además de exigir que se detengan los despidos, señala que tienen como prioridad lograr que se reintegren al menos los trabajadores enfermos. No obstante, asegura que se han encontrado con la rotunda negativa de la empresa, escenario que de mantenerse así, los llevará a radicalizar las movilizaciones. “Nosotros estamos agotando todas las instancias para reclamar y mostrar nuestro descontento. Si vemos que no encontramos solución esta semana van a tener noticias nuestras, porque se viene algo poderoso para la provincia”, advierte Hugueño. (SOY CHILE)