En 2014 se estima que el sector entregue unos US$ 4.500 millones, frente a los US$ 8.200 millones que pagó al Estado en 2012. El principal factor es la caída del precio de los minerales.

Las bajas que han enfrentado los precios de los metales ya están incidiendo en las arcas fiscales, debido a que la menor cotización de los minerales, principalmente el cobre, implica menores ganancias por parte de las mineras, una recaudación inferior del Estado por la vía de impuestos y una menor disponibilidad de fondos para desarrollar todo tipo de políticas públicas.

Según estimaciones de Álvaro Merino, gerente de estudios de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), la caída en el precio de los minerales podría traducirse en que este año el aporte del sector al fisco fuese por US$ 4.500 millones, monto que es un 45% inferior al recaudado en 2012, ejercicio en que llegó a US$ 8.200 millones.

La contribución de la minería al financiamiento fiscal comprende tanto los excedentes de Codelco como la tributación de la minería privada. En 2013, el aporte fue de US$ 5.800 millones, lo que significó una caída del 29% respecto de 2012, o bien, US$ 2.400 millones menos para el Estado de Chile, según datos de la Sonami.

Se profundiza la caída

El cobre disminuyó 8,27% su valor promedio durante el primer semestre de 2014 respecto del mismo periodo de 2013, mientras que el oro cayó 15,2%, la plata el 24,8% y el hierro 18,6%. Lo anterior, sumado a mayores costos y, por lo tanto, menores márgenes, incide en una caída pronunciada de la contribución de la minería al fisco, advierte Merino.

Si bien durante el primer semestre de 2013 los ingresos fiscales totales alcanzaron los US$ 30.000 millones, US$ 2.649 millones fueron aportados por la minería. Así, la actividad contribuyó con el 8,8% del financiamiento fiscal. En el mismo periodo de 2014, los ingresos fiscales totales llegaron a US$ 26.900 millones, y de ellos, US$ 2.119 millones fueron aportados por la minería, lo que equivale a al 7,9% del financiamiento del Estado. “Se aprecia que disminuyó en US$ 530 millones, esto es una menor contribución de 20%”, señala el gerente de estudios de la Sonami.

Juan Carlos Guajardo, director ejecutivo del Centro de Estudios del Cobre y la Minería (Cesco), explica que en 2014 el precio del cobre será menor al de 2013, lo que reducirá los ingresos, aunque advierte que habrá un aumento de la producción. Esto, por la entrada excepcional de nuevos proyectos como Ministro Hales, de Codelco; Caserones, de Lumina Copper, y Sierra Gorda, de Sierra Gorda SCM. Estas iniciativas compensarán parcialmente los menores ingresos por precio. “Más incidencia en los ingresos podrían tener la caída en los precios de los subproductos”, agrega, e indica que muchas compañías han logrado estabilizar sus costos de producción, por lo que, en su opinión, la contribución de la minería durante 2014 al fisco no debería ser significativamente distinta a la de 2013, aunque con un “leve sesgo a la baja”.
Merino añade que la depreciación del peso ayudará a mitigar el menor valor de los productos mineros y a amortiguar la caída en los márgenes. “Se requerirán menos dólares para pagar los costos en moneda local”, dice.(EMOL)