Collahuasi y Pelambres anotaron fuerte retroceso.

FOTO EL ENGAÑO DEL ROYALTI PIÑERA

Compañías privadas disminuyeron utilidades por efecto del menor precio del cobre y el aumento de costos.

Una menor recaudación recibió el fisco por concepto del royalty minero durante el primer semestre.

De acuerdo con las compañías que han informado sus resultados a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), el aporte por impuesto específico a la minería se redujo en 32,5%, tras sumar US$ 137,4 millones.

La caída se produjo por las menores utilidades de las firmas del rubro entre enero y junio, las cuales retrocedieron 22,5% respecto del mismo período de 2012.

La mayor minera privada del país, Escondida, anotó una reducción de 8,2% en el pago por royalty, tras registrar US$ 79,6 millones. Por su parte, Los Pelambres, del grupo Luksic, disminuyó en 63% la cifra de impuesto específico, llegando a los US$ 27,2 millones.

A su vez, Collahuasi, controlada por Glencore Xstrata y Anglo American, pagó por royalty US$ 8,2 millones, 19% menos que en el primer semestre de 2012.
La baja se produce por la caída en el precio del cobre y el aumento en los costos de las principales mineras del país.

Mientras en el primer semestre de 2012 el valor internacional del metal rojo promedió los US$ 3,67 por libra, en el mismo período de 2013 el cobre alcanzó los US$ 3,42 por libra.

Por el lado de los costos, Diego Hernández, presidente ejecutivo de Antofagasta Minerals, señaló este lunes que la industria nacional está enfrentando un difícil escenario de alzas en precios de la energía y también de los servicios de proveedores.

En el caso eléctrico, el alto ejecutivo del grupo Luksic reconoció que a partir de 2013 su yacimiento Los Pelambres tiene un contrato cuyo precio a pagar se calcula de acuerdo con la variación del costo marginal. Esto significa que por cada megawatt (MW) utilizado, la minera debe cancelar el valor de la energía que produce la central más ineficiente y cara que inyecta electricidad al sistema.

Frente a este escenario de menores utilidades, el ministro de Minería, Hernán de Solminihac, reconoció que los altos costos y el menor precio del cobre impactarán la recaudación fiscal durante el presente año.

“Lo que la minería puede aportar al Estado está en función de varios aspectos; entre ellos, el precio que afecta fuertemente lo que se recauda. Eso no lo controlamos, pero sí podemos seguir trabajando en temas de producción y reducción de costos”, explicó el ministro.(EMOL)