Mediante una declaración enviada al diario El Día de La Serena  por minera Teck , se señala que suspendía la acción legal en contra del Ministerio de Bienes Nacionales.

Mediante una declaración pública hecha llegar a este medio informativo durante la noche de ayer, la compañía Minera Teck Carmen de Andacollo, manifestó su determinación de no continuar adelante con las acciones legales que había iniciado en contra del Ministerio de Bienes Nacionales, con el objeto de conseguir un paso de servidumbre en el Cerro Grande de La Serena, con el fin de instalar allí una postación para fibra óptica. 

En la declaración indican que “respecto al proyecto de Teck Carmen de Andacollo en Cerro Grande, la compañía puede señalar que ya ha informado a la Secretaría Regional de Bienes Nacionales, su decisión de reevaluar esta iniciativa con el fin de identificar otras alternativas factibles y generar el menor impacto posible. De esta manera, queda suspendida la acción legal que se realizaría para obtener la servidumbre superficial en Cerro Grande”.

Más adelante el comunicado precisa que la minera “reitera su compromiso con la comunidad y el cuidado del medio ambiente. A través de un diálogo temprano y significativo, aspiramos a desarrollar relaciones abiertas, honestas y respetuosas con la comunidad y desarrollar nuestra actividad generando el menor impacto posible en el entorno”, dice la nota de prensa.

El concejal Jorge Hurtado, uno de los que encabezó el movimiento de defensa del cerro, fue el primero en reaccionar ayer, indicando que se sentía tranquilo con la actitud de la compañía minera, “en virtud del emplazamiento que le hice hoy (ayer). Creo que aquí ha primado un criterio superior, ha primado una conciencia colectiva, donde la comunidad hizo presente este gran deseo. Lo que queda ahora, a mi juicio, es sentarnos a conversar y a trabajar para transformar, como es nuestro anhelo, el Cerro Grande en el lugar de encuentro de la familia serenense”.

El concejal expresó que él siempre creyó que la compañía debió haber elegido otro camino no el judicial, “me doy cuenta de que la presión de la ciudadanía, el emplazamiento con altura de miras fue lo más importante y es un verdadero triunfo de la comunidad. Por lo tanto, esto debe servir de ejemplo para que en futuras tomas de decisiones de cualquier empresa tengan siempre en consideración la opinión de la ciudadanía, eso nos evitaría cualquier tipo de otras situaciones de bochorno”, puntualizó Hurtado.

LLAMADO A ESTAR ATENTO

El alcalde de La Serena, Roberto Jacob, también se mostró conforme con la determinación anunciada por la minera, indicando que era lo mejor que podía ocurrir, “eso es tomar las cosas con responsabilidad y darse cuenta de que no se puede ir en contra de lo que piensa la comunidad, los deportistas, los ambientalistas. El haberse desistido es porque se escuchó al pueblo, se escuchó a la gente, lo que es muy importante”.

Jacob indicó que continuarán adelante con las reuniones que buscan materializar un gran proyecto para el Cerro Grande, lo que había comenzado hace meses, “pero se nos presentó este impasse en el camino que nos entorpeció seguir caminando y conversando sin obstáculos, esto sigue tal cual se había planificado”. Precisó que lo ideal era “no bajar la guardia”, porque había que estar pendientes de que el camino que se busque no involucre al cerro. Recordó que tenían un compromiso con un grupo de organizaciones de ir a hacer una limpieza al cerro, lo que se había aplazado producto de la demanda que se había interpuesto. También dijo que se planificaría una visita al lugar con el objeto de verificar en qué condiciones estaba, recalcando que era tiempo de continuar desarrollando y planificando el proyecto. (EL DÍA)