Alrededor de 1000 trabajadores quedarán sin trabajo.

FOTO MINERA MANTOS DE ORO

La compañía Mantos de Oro dio a conocer un comunicadode prensa  donde se entrega una versión oficial sobre la suspensión de las operaciones de la mina La Coipa.

El comunicado señala lo siguiente:

«La mina La Coipa, operada por Compañía Minera Mantos de Oro, inició sus operaciones a fines de los años 80.

Originalmente, la vida útil de La Coipa estuvo contemplada hasta el año 2004.

Gracias a las inversiones hechas por Mantos de Oro y el esfuerzo de sus administradores y trabajadores, fue posible extender la vida útil de la mina por casi nueve años.

La vida útil de las faenas mineras está determinada principalmente por la existencia de reservas de mineral que sean técnica y económicamente viables de explotar. Luego de más de 24 años en operaciones, La Coipa ha llegado a un punto en que son muy pocas las reservas que reúnen estas condiciones y continuar explotándolas no generaría ningún beneficio. Lo anterior obliga a una suspensión temporal parcial a la espera de encontrar reservas que permitan extender su vida y reiniciar operaciones.

Mantos de Oro continúa invirtiendo y se encuentra evaluando las reservas y recursos minerales en La Coipa, incluyendo el futuro potencial de La Coipa Fase 7. Mantos de Oro espera que esta evaluación arroje resultados positivos, en cuyo caso reanudaría las operaciones en La Coipa

Mantos de Oro ha venido informando de todo lo anterior a sus trabajadores y se encuentra desarrollando planes para enfrentar la suspensión de operaciones, los que se ajustan cabalmente e incluso intenta ir más allá de la legislación vigente para este tipo de situaciones. Para Mantos de Oro, el bienestar de sus empleados y familias ha sido, es y será siempre fundamental. Por ello, en este proceso el compromiso de la compañía es tratarlos con el mayor respeto y consideración, procurando tener en cuenta en cada decisión no sólo los requerimientos del negocio, sino también el impacto económico, social y familiar que tendrá para nuestra gente.»