La resolución del tribunal representa un fallo inédito ya que por primera vez se condena a la trasnacional por prácticas antisindicales como empresa mandante.

 El pasado 15 de diciembre 2011, el Tribunal Laboral de Antofagasta condenó, en un fallo histórico, a la Minera Escondida de propiedad de las trasnacional BHP Billiton, por prácticas antisindicales en contra de los dirigentes y trabajadores agrupados en la Federación de Trabajadores Contratistas de Minera Escondida.

 La resolución señala “Que, se acoge la denuncia por práctica antisindical impetrada por la Federación de Trabajadores Contratistas de Minera Escondida Limitada, en cuanto se declara que las conductas desplegadas por Compañía Minera Escondida Limitada, el día 24 de agosto de 2011 fueron constitutivas de una práctica antisindical… Que, se condene a la Compañía Minera Escondida a pagar una multa por la suma de 40 Unidades Tributarias Mensuales, a beneficio del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo” ( VER FALLO: Juzgado de Letras del Trabajo de Antofagasta  RIT: S-8-2011 ). 

La resolución del tribunal representa un fallo inédito ya que por primera vez se condena a la trasnacional por prácticas antisindicales como empresa mandante.

 Sin embargo, y a pesar de esta contundente resolución, los dirigentes de la federación, Jorge Marín (Presidente) y Roberto Rojas (Tesorero) se reunieron con el presidente de la CUT para denunciar que la empresa sigue obstaculizado la acción sindical y ordenando a las empresas contratistas que no paguen el sueldo y otros beneficios como bonos a los dirigentes y además presentó un recurso de nulidad para que la denuncia sea vista por la Corte de Apelaciones de Antofagasta.

 “Entendemos que la empresa está asesorada para su relación con los sindicatos por Huberto Berg, consejero en materias públicas del Centro de Estudios Instituto Libertad y Desarrollo, ligado a la UDI y cercano al gobierno de Sebastián Piñera, quien ha desarrollado una estrategia para destruir a las organizaciones laborales. Tenemos los correos electrónicos en los que funcionarios de Compass Catering SA, subcontratistas de La Escondida, le informan al señor Berg de las actividades del sindicato”, señala Jorge Marín, presidente de la federación.

 “Las empresas contratistas, por orden de La Escondida, no nos pagan hace cuatro meses nuestros sueldos y no nos permiten entrar a las faenas a realizar nuestros trabajo y labores sindicales, tampoco nos permiten reunirnos con los trabajadores. Además, ahora están amenazando con despedir a los trabajadores sindicalizados”, señaló Roberto Rojas.

 Los dirigentes señalaron que los próximos días interpondrán una nueva denuncia a nombre de tres empresas que le prestan servicios a La Escondida,  Compass Catering SA, Consil y Guiñez, por prácticas antisindicales. Del mismo modo, iniciarán, con el apoyo de la CUT, una serie de movilizaciones en Antofagasta y Santiago para concientizar a la Corte de Apelaciones de Antofagasta y a las autoridades de gobierno que no permitan a la trasnacional violar los derechos de los trabajadores y sus organizaciones.

 Finalmente, el presidente de la CUT dijo que La Minera Escondida será denunciada en el ámbito internacional por la violación de la libertad sindical”, apuntó Martínez.

  LAS CIFRAS DE LA TRASNACIONAL

 Minera Escondida Ltda. es una transnacional anglo-australiana, sus propietarios son el consorcio BHP Billiton y extrae cobre desde los yacimientos que ha recibido en concesión en la Región de Antofagasta, Chile. El yacimiento principal que explota es La Escondida, la mina a tajo abierto que más cobre produce en el mundo. Según COCHILCO en el año 2009, el 7% de la producción mundial de cobre de mina y 21% de la producción de Chile eran de propiedad de Minera Escondida.

 La utilidad de Minera Escondida aumentó desde US$1.607,5 millones en el primer semestre de 2010 a US$1.979,8 millones en igual período de 2011, lo que representa un incremento de 23%, según informó la compañía a la Superintendencia de Valores y Seguros. Para efectos de “lavado de imagen”, Minera Escondida financia a través de la Ley de donaciones Culturales (mas conocida como ley Valdés) importantes proyectos culturales, como el Festival de Teatro Santiago a Mil, que se desarrolla en estos días.(MORROCOTUDO)