La capitalización bursátil de Antofagasta PLC retrocedió 10,6% ante la volatilidad del cobre. Una caída de US$ 1.623 millones. Los mayores grupos del sector perdieron en las últimas dos semanas US$ 22.025 millones en capitalización bursátil.

FOTO CAÍDA COBRE CAPITALIZACIÓN EMPRESAS

Una importante caída en su valorización bursátil registraron los principales productores de cobre del mundo en las últimas semanas, tras la fuerte caída del precio del cobre. El metal acumuló, desde el 12 de abril hasta la semana pasada, un retroceso de 7,65%.

Esta volatilidad provocó una pérdida en el valor bursátil de US$ 22.025 millones -casi el PIB de Bolivia- en seis grupos mineros del mundo que son relevantes en la industria del cobre (ver infografía).

Antofagasta PLC, controlada por la familia Luksic, fue la minera que más retrocedió, con 10,6%. Perdió unos US$ 1.623 millones de su valor, según datos de Bloomberg. El impacto fue mayor, porque es el único conglomerado, entre los mayores del mundo, que está dedicado sólo a explotar cobre.

Las acciones de la norteamericana Freeport -propietaria de Ojos del Salado y Candelaria- bajaron 6,8%, impactando en US$ 2.069 millones su valor.

BHP Billiton, mayor productor privado de cobre del mundo a través de Minera Escondida, tuvo un retroceso de 6,6% y el mayor impacto en el valor total. Esto responde a que posee la mayor capitalización del mercado minero. La firma cedió US$ 11.436 millones. Xtrata, que participa en Collahuasi, sintió en US$ 2.594 millones el desplome del metal rojo, al experimentar una caída de 5,4% en su market cap.

Una caída más moderada experimentó Rio Tinto con una contracción de 4% en su valor bursátil, cediendo US$ 3.727 millones, ante los temores de la industria por un empeoramiento en los precios del cobre.

Anglo American fue la firma que la menos afectada, principalmente por su extensa cartera de metales y confirmó que no es dependiente del metal rojo. La multinacional cayó 1,6%, lo que impactó en US$ 572 millones su market cap.

Por cada centavo de dólar que retrocedió el cobre desde el 12 de abril hasta la jornada de ayer, las principales mineras de esta industria perdieron US$ 847 millones en su capitalización bursátil.

LAS EXPECTATIVAS

Pese a que el actual nivel del precio del cobre es preocupante, ejecutivos del sector indicaron que hay una brecha relevante frente a los costos de la industria. La diferencia entre costos del sector y el valor del metal supera los US$ 1 por libra. Según estimaciones de Cochilco, el costo neto a cátodo (c3) alcanzó en 2012 los US$ 1,97 por libra de cobre. Mientras que el cash cost (c1) -considera descuentos por subproductos-, habría alcanzado US$ 1,36 por libra.

Las fuentes indicaron, además, que las diferentes empresas mineras que operan en el país están desarrollando planes de contención de costos, y que ello será su foco durante el presente año.

Según un estudio de Im Trust, los analistas siguen viendo un precio objetivo bastante alto, pese a que la mayoría de los bancos de inversión han corregido a la baja sus proyecciones.

El director ejecutivo de Cesco, Juan Carlos Guajardo, estima que una mayor caída del metal es probable: “Estamos en una fase de pesimismo y por ende la presión a la baja es posible que continúe (…) se avizoran señales de que el piso podría no estar muy lejos”, lo cual atribuye al buen ritmo de compras de cobre físico en China.

David Wilson, director de metales y estrategia del Citi estima que “los inversionistas aprovecharan los precios y provocaran un rebote en el precio”, lo que prevé que evitará que baje de los US$ 3 por libra.(LA TERCERA)