Aseguró que las desvinculaciones serán “ajustes acotados en la dotación”. Sacará del mercado unas 30 mil toneladas anuales de cobre fino.

La Compañía Minera Doña Inés de Collahuasi informó este martes que realizarán un recorte en la producción de cobre y “ajustes acotados” en su dotación de personal.

Por medio de un comunicado la minera, controlada por Glencore en un 44 por ciento y Anglo American en igual porcentaje, señaló que aplicará una reducción en sus operaciones, incluyendo su planta de lixiviación y actividades asociadas, que implicará que sacará del mercado unas 30 mil toneladas anuales de cobre fino.

A consecuencia de lo mismo es que “lamentablemente esta decisión supone ajustes acotados en la dotación actual de la compañía”, sostuvo la firma en el documento, sin especificar una cifra concreta de despidos.

La medida ocurre luego de que Glencore y AngloAmerican sufrieran este lunes de violentas caídas en la bolsa de valores, tras el informe de un banco de inversión que estimó que su valor podría “evaporarse” si se mantienen los actuales precios del cobre y si no aplicaban una reestructuración “sustancial”.

Este anuncio se suma al realizado por Codelco de este lunes, que dio cuenta de un plan para reducir en un 15,6 por ciento su dotación de ejecutivos, mientras que Freeport McMoran desvinculó a 650 trabajadores tras su decisión de reducir las tasas de minería y apilamiento de mineral chancado en la minera El Abra.(COOPERATIVA)

SINDICATO COLLAHUASI

El director sindical José Vergara dijo a Reuters que pese a que la compañía les informó que serían 110 los operarios desvinculados por la medida, de acuerdo a sus propias cuentas podrían llegar a unos 200 despedidos.

“En este momento estamos consultando con los abogados para ver cuál es la mejor forma de poder realizar una manifestación, cuidando también íntegramente los derechos de nuestros trabajadores que no han sido afectados por la medida”, afirmó.

El yacimiento, enclavado en la cordillera de los Andes en el norte de Chile, a unos 4.400 metros de altura, está enfocado en consolidar su fase de estabilización tras el desplome de su producción en años recientes debido a una seguidilla de accidentes y problemas técnicos y laborales.

La mina cuenta actualmente con una planta de unos 2.500 trabajadores.