Miles de Trabajadores del Cobre a lo largo del país desarrollaron con un positivo balance la jornada de Paralización Efectiva .

Pasada las 01:30 del jueves 04 de septiembre, los Trabajadores del Cobre dieron curso a la paralización que se extendió por cerca de 8 horas en todo Chile, y que se concretó como una señal de unidad sindical, así como también un llamado de atención al Gobierno para que presente el proyecto de Reforma Laboral en octubre, conforme a los plazos comprometidos en primera instancia. Y es que la amenaza de “relativisar” las demandas sentidas por la clase trabajadora prendió las alarmas en los trabajadores, pues desde la elite política y empresarial “aconsejaron” retrasar el proyecto producto del contexto de desaceleración económica. En esa línea, la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC) en conjunto con la Federación Minera de Chile , y las organizaciones agrupadas en el coordinador minero, metalúrgico y energético, mantuvieron la postura de “defender los bastiones claves de una reforma en función de la clase”, cuales son el Derecho a Huelga Efectivo, Garantizado y sin Reemplazo ni turnos éticos, además de la Titularidad Sindical que resguarde los beneficios conquistados con lucha por los trabajadores.

En este contexto, las organizaciones agrupadas en el CMME denunciaron una campaña de terror y amedrentamiento social que diversos sectores de la elite han generado, junto a un ambiente de inestabilidad económica, desaceleración, caída del empleo, baja del precio del cobre, entre otros. Al respecto, el Coordinador Minero-Metalúrgico y Energético (CMME), que también adhirió a la paralización el jueves 04, consignó que “el Movimiento Sindical está unido y defenderán los derechos a Huelga Garantizada Sin Reemplazo ni descuelgue, así como la Titularidad Sindical como exigencias irrenunciables, pese al ambiente de terror que ha generado la elite chilena y extranjera con anuncios de despidos en contexto de desempleo y desaceleración”.

De ese modo, el Paro Nacional concluyó con éxito en diversos puntos del país, faenas y ciudades mineras. En detalle, durante la madrugada del jueves se registraron cortes de ruta y accesos en operaciones El Soldado, MantoVerde, Chagres, y Los Bronces (AngloAmerican). Asimismo, en División El Salvador y Andina de Codelco se registraron cortes de rutas y barricadas, tanto al interior como fuera de las instalaciones. Escenario similar se vivió en Ventanas, Calama, La Ligua, Cabildo y particularmente en Rancagua, donde las manifestaciones y cortes de carreteras fueron duramente reprimidas.

Por su parte, los sindicatos asociados a la Federación Minera de Chile, también adhirieron a la movilización nacional.

Los sindicatos 1 y 2 de Altonorte, realizaron una paralización de una hora, en el marco de la cual organizaron una marcha y posterior jornada de reflexión e información de los trabajadores.

Asimismo, sindicatos como Spence, El Peñón y Cerro Colorado, se sumaron a las marchas realizadas en Antofagasta e Iquique.