Lidera en cobre, salitre y yodo: Geólogos descartan que en el país existan reservas de diamantes, pero dicen que probablemente hay muchos más minerales y reservas de lo que se conoce. 

De clase mundial. Así es la minería chilena, una de las más importantes del orbe y que, a pesar de su jerarquía en el concierto internacional, sólo representa el 15,2% del PIB local, lejos del 51% que este sector aporta, por ejemplo, a la producción australiana.Hoy este sector está presente en 13 de las 15 regiones y las grandes faenas extraen en el país 25 productos distintos, lo que revela la riqueza del territorio chileno. A pesar de esto, el negocio está en la gran minería, que agrupa el 94% de la producción nacional.

Esta gran concentración ha hecho que, en general, existan aún reservas y productos que no se conocen que están presentes en el país, pero que podrían aumentar esta variedad en algunos minerales, «aunque la cifra no debería subir mucho», explica el director del Programa de Economía Minera de la Universidad de Chile, Christian Moscoso.

El experto explica que aún no existe un catastro completo sobre los minerales y las reservas que existen en el país, pero que hay algunos que están descartados de encontrarse en el país, como los diamantes, «porque no se dan las condiciones para que existan en el suelo chileno».

Pero también, dice Guillermo Chong, profesor del Departamento de Ciencias Geológicas de la Universidad Católica del Norte, «se debe recordar que un yacimiento minero tiene como condición sine qua non que las materias que contiene se puedan extraer de manera económica», por lo que también existen muchos minerales presentes pero que no se han estudiado porque hasta ahora no es muy rentable su extracción en grandes volúmenes, como el plomo y el zinc. Al revés, minerales como el oro, la plata y el molibdeno son subproductos del cobre en Chile, pero se volvió rentable extraerlos por sí solos y existen yacimientos dedicados a ellos.

Donde sí es rentable la producción a gran escala es en el cobre, donde Chile es el mayor productor mundial, al igual que el litio, los nitratos naturales (salitre) y el yodo. Pero, además, nuestro país es el tercer productor de molibdeno, y el quinto de plata.

Cuestión de precios

En el cobre el primer puesto se mantiene hace ya varias décadas. Hoy las grandes faenas mineras extraen cobre de ocho regiones del país, y las exportaciones del metal representan más del 90% del total de los envíos mineros hasta septiembre, con un total de US$ 29.936 millones.

Gran parte del incremento en las exportaciones del metal rojo tienen que ver con la fuerte y sostenida alza que ha mostrado en los últimos años el valor internacional del metal rojo: sólo en 2012 el precio promedio de la libra de cobre en el mercado de Londres alcanza los US$ 3,62, casi el doble del promedio desde 1996 hasta hoy, que llega a US$ 1,9 la libra.

Este aumento también ha impulsado a que el 77% de los US$ 104 mil millones que se estima invertirá la minería en esta década en Chile se relacione con la extracción del metal rojo.

En el salitre (también conocido como nitratos naturales) Chile es también el principal -y único- productor a nivel global.

A pesar que existen compuestos artificiales que pueden sustituirlos, estos nitratos suelen encontrarse en salares, junto con potasio, litio, y sal común, por lo que las regiones del norte son las más ricas en este mineral que hoy se usa en la agricultura.

Otro mineral que se encuentra en los salares del norte del país es el yodo, del que Chile también es el primer productor del planeta, con el 58% de la explotación.

Con el 45% de la producción mundial (la que se concentra hasta ahora sólo en la Segunda Región), Chile sigue siendo el primero productor de litio del mundo, aunque los expertos proyectan que este puesto será puesto a prueba en los próximos años, principalmente por las minerías australiana y argentina, que están incrementando sus capacidades de explotación y exportación de este mineral.

Chile es también el tercer mayor productor de molibdeno, un subproducto metálico de la producción de cobre y que se usa principalmente en la aleación de metales, sobre todo en la producción de acero. De este metal nuestro país controla el 15% de la producción mundial, con 41 mil toneladas métricas finales al año, poco más de la mitad del litio que se produce en el país.

El top cinco de la minería local termina con la plata, uno de los productos beneficiados por las turbulencias internacionales, pues es visto como un instrumento de refugio financiero. Sólo en 2011 su precio avanzó un 37,64% en relación al cierre del año anterior, más del doble que lo que aumentaron los pedidos internacionales por el metal. En todo caso, dicen en Cochilco, sólo el 16,84% de la plata demandada en el mundo se destina a inversión.

En Chile la entrada en operación de Pascua Lama aportará una producción anual de más de un millón de kilos, lo que ayudará subir la performance local en este metal, en el que somos el quinto productor del mundo, con el 6% de la obtención global.(EMOL)