A pocos días del inicio del juicio oral entre Minera Los Pelambres y dirigentes y abogados de Caimanes, el Arqueoastrónomo Patricio Bustamante dictará charla acerca de la pérdida de patrimonio arqueológico que ha significado la operación de la minera.

En la víspera del inicio del juicio oral entre Minera Los Pelambres y un grupo de dirigentes y abogados que representan a un sector de la comunidad de Caimanes, el investigador y arqueoastrónomo, Patricio Bustamante, dictó una charla titulada «Mundos Opuestos: Luksic Vs Caimanes», en donde ilustró el impacto que ha tenido en el sector de Caimanes, en la provincia del Choapa, la operación de la minera, y en especial, la pérdida patrimonial que ha significado la excavación de 140 sitios arqueológicos y el traslado de 2000 petroglifos desde su lugar original.

 Bustamante explicó que la construcción del tranque de relaves El Mauro no solo ha significado la destrucción de la naciente del estero Pupío, destrucción de napas de agua, pérdida de biodiversidad y del último relicto de bosque de Canelo Chequen del planeta, sino que además representa un serio riesgo para la población circundante, la que, según sus estudios, en caso de derrumbe del tranque, solo tendrían 5 minutos para escapar cerro arriba, sin que exista un sistema de alarma que les avise.

 Contexto

 Minera Los Pelambres es de propiedad de la familia Luksic, la más rica de Chile y la fortuna Nº 27 en el mundo según Forbes. Dirigentes del sector han mostrado su oposición al proyecto, señalando que no cumple con la normativa ambiental vigente y que ha dividido al pueblo, impactando de manera profunda la vida de los habitantes del poblado, por lo cual cabe recordar que se realizó una huelga de hambre de 11 pobladores, durante 81 días.

 La comunidad de Caimanes se querelló contra la minera y ganaron en 2006, pero la firma de un avenimiento a cambio de 25 millones de dólares repartidos entre el dueño de un fundo, el anterior abogado de la comunidad Fernando Dougnac y un grupo de dirigentes, permitieron a la minera seguir con el proyecto.

 Con nuevos abogados se realizó una nueva querella contra la minera, sus dirigentes y su anterior abogado por prevaricación. La minera asimismo se querelló contra los nuevos abogados y un dirigente, acusándolos de asociación ilícita, pidiendo 11 años de cárcel para cada uno y la pérdida de sus títulos para los profesionales.

 El juicio se inicia el 7 de junio en el Tribunal Oral de Ovalle.