Si hubiesen recibido dinero por cada mención, su considerable fortuna habría crecido aún un poco más. Salieron al baile en los debates, entrevistas de televisión, medios escritos, Enade, Twitter y hasta en el Canal 13, de propiedad de Andrónico, el mayor del clan. Franco Parisi no los dejó tranquilos. Por el poder económico, porque no pagan impuestos a los combustibles, por participar en el negocio de los medios. Marcel Claude les dedicó algunas palabras. Felipe Morandé, jefe programático de Evelyn Matthei, habló de reformas para darles en el gusto a los Luksic o a Camila Vallejo. Los que no sabían quiénes son, ahora lo saben: son el grupo más rico del país, dueños de Quiñenco y Antofagasta Minerals, cuyas acciones recomendó comprar Parisi si gana Bachelet. FOTO GRUPO LUKSIC

Si algún chileno no sabía quiénes son los Luksic, la campaña presidencial le aclaró que son un grupo económico, el más grande del país, dueños de Quiñenco, Antofagasta Minerals, entre otras muchas empresas.

El que se encargó de hacerlos famosos cada vez que se paró frente a un micrófono fue Franco Parisi, el candidato que no se perdió debate, entrevista, programa o Twitter para mencionarlos. Ni en el Canal 13, de propiedad de Andrónico, el mayor del clan, los dejó tranquilos.

“Cuando la Michelle Bachelet me dice que va a hacer una reforma tributaria, cómo, si no fue capaz de cobrarles impuesto a los combustibles a las mineras en su gobierno. ¿Sabís cuánto paga el dueño de este canal en impuesto a los combustibles? Cero. Si soy presidente se los voy a cobrar sin ningún miramiento”, le dijo al trío de anfitrionas, Montserrat Álvarez, Carolina Urrejola y Constanza Santa María en “Protagonistas”. Antes escribió en su cuenta: “Estaremos en Vivo en@canal13 vamos con todo el apoyo de ustedes al canal de Luksic”.

En el debate de la Asociación Nacional de la Prensa, la primera pregunta fue sobre el subsidio al Transantiago y el fondo creado para las regiones. “¿Les cobran impuesto específico a los combustibles a los Luksic? No, porque no se atreven, señores y señoras. Yo se los voy a cobrar”, respondió el candidato independiente.

En el Encuentro Nacional de la Empresa, Enade, la cita más importante de negocios en Chile, los recordó: “Nos despertamos pagándole a Luksic y nos acostamos pagándoles a los Luksic. Falta que compren el Hogar de Cristo, hasta la tumba la vai’ a pagar”. Ninguno de los cuatro hermanos –Andrónico, Jean Paul, Paola y Gabriela– estaba presente, porque no van a Enade.

Roberto Méndez, director y dueño de Adimark, observa por un lado un creciente clima antiempresarial y, por otro, la necesidad de personalizar el discurso político. “Así como (Ricardo) Lagos hablaba de la señora Juanita para referirse a todos los chilenos, decir los Luksic es hablar de todos los empresarios. Es parte de cómo evoluciona el lenguaje en las campañas. Los Luksic son el grupo más grande y, por lo tanto, un símbolo”.

En su franja televisiva también tuvieron un espacio. El primer día se mostraba una papeleta de votación con los nombres de los nueve candidatos, pero en vez de aparecer Michelle Bachelet figuraba Grupo Luksic. El domingo –conocida la derrota que le dio el cuarto lugar– habló brevemente con los medios en el Hotel Diego de Velásquez y no los omitió. “Los que quieran ganar plata en la bolsa mañana compren acciones de Quiñenco y de Antofagasta Minerals, porque van a subir sí o sí”.

Quiñenco no es la laguna de Coronel, sino la matriz de los negocios de los Luksic, que agrupa desde el Banco de Chile a CCU, pasando por Madeco, que fabrica tubos de cobre y envases flexibles, a Enex, la ex Shell, dueña de las estaciones de servicio. Como Parisi es informado agregó a Antofagasta Minerals, la empresa que controla las inversiones mineras del grupo, pero omitió decir que sus acciones no están disponibles en las bolsas de Chile, sino en la de Londres. Allá transa Antofagasta Minerals, la única firma chilena que opera en ese mercado, porque el patriarca Andrónico Luksic Abaroa compró el ferrocarril Antofagasta-Bolivia que tenía sus acciones listadas en Londres y le incorporó las minas de cobre (Michilla, Los Pelambres, Esperanza y Tesoro).

No sólo los mencionó en televisión. A La Segunda le dijo que el resultado de la encuesta Ipsos que le dio un 15%, a Evelyn Matthei un 23% y a Michelle Bachelet un 33%, más que complicar a la candidata de la Alianza o a Marco Enríquez Ominami, “le complica mucho más a los Luksic y a los Angelini; ellos están apoyando las candidaturas de Bachelet y Matthei”.

“El Informante”, el programa de 24 Horas, mostró imágenes suyas en campaña aludiendo a la familia y al hermano mayor. “Ni Dios pudo ayudar al Canal 13, se vendió el angelito, uno de los mejores negocios del último tiempo lo ha hecho Andrónico”. “Yo necesito más periodismo, no la verdad de los Luksic”. “Lo único que quieren los grupos económicos como Luksic, Matte y Angelini es que salga Bachelet”. Juan Manuel Astorga, el conductor, le recordó que como vicedecano de la Facultad de Economía y Negocios de la U. de Chile recibió una donación de $400 millones de los Luksic para construir una biblioteca. Y que la agradeció con sentidas palabras: “Para nosotros el apoyo del grupo de empresas Luksic ha sido muy importante (…) creemos que el nombre que llevará nuestra biblioteca es un justo reconocimiento al gran empresario que fue don Andrónico Luksic Abaroa”. Un sorprendido Parisi reaccionó rápido y respondió que a Luksic padre le sacaba el sombrero, porque durante los años 50 y 60 recorrió el desierto, pero que no era lo mismo el holding de sus hijos. “No puede ser una riqueza de 20 mil millones de dólares. No estoy diciendo que no la ganaron bien. Lo que estoy diciendo es que ya tiene que cambiar Chile”.

Astorga le consultó si era algo personal, si tenía una obsesión con los Luksic o los ponía de ejemplo. “Los coloco como ejemplo porque son los más grandes, es como (Lionel) Messi, todos ven a Messi, el jugador más importante. (…) No tengo nada en contra de los Luksic ni en contra nadie, pero ¿es justo que las mineras no paguen el impuesto a los combustibles? No, no es justo”.

En la revista Capital, cuyo inversionista original fue el fallecido Guillermo Luksic y se la vendió al también fallecido Ricardo Claro, insistió: “Yo sé que los Luksic y los grandes grupos económicos que salen en la revista Capital lo único que quieren es que salga elegida la señora Bachelet. ¡Si ganaron mucha plata! Si gana la Matthei, los Angelini van a estar felices. Si crees que va a ganar la señora Bachelet altiro anda a comprar acciones de Antofagasta Minerals y de Quiñenco. Y si crees que va a ganar la Matthei, compra acciones de Copec y Antar”.

AntarChile es la matriz de los negocios del fallecido empresario Anacleto Angelini (Copec, Celulosa Arauco, Abastible, Metrogas, la central Guacolda y las pesqueras Corpesca, Orizon, Guanaye y Eperva). La razón por la cual ligó a Matthei con Angelini obedece a que uno de los directores de AntarChile es Jorge Desormeaux, marido de la candidata de la Alianza, Evelyn Matthei.

“En Chile hay mucho miedo al poder económico”

“No me caen mal los Luksic, pero es el grupo más grande, abarca a toda la economía chilena. Queríamos mejorar la distribución del ingreso, del poder y de las oportunidades y ellos son el ícono de la concentración del poder económico”, explica el ahora ex candidato.

El grupo ostenta la mayor fortuna del país con US$ 17.400 millones, según el último ranking de billonarios –empresarios(as) con más de mil millones de dólares– de la revista Forbes.

“La política se ha mediatizado y necesitas a través de una cuña corta instalar un mensaje y el mensaje es que en una sociedad desigual hay unos que son menos iguales que otros, lo que desnudas es la asimetría de poder. No es solamente un asunto de plata, es el poder político, de los medios, en su expresión más amplia”, plantea Marco Moreno, decano de la Facultad de Ciencias Políticas y Administración Pública de la Universidad Central.

El economista de la U. de Chile, doctorado en la U. de Georgia, afirma que vincula a los Luksic con Bachelet no sólo porque les fue muy bien en su gobierno, sino también por los ex ministros y personeros de la Concertación presentes en los directorios de sus empresas. El ex director de Presupuestos, Alberto Arenas (PS), jefe programático de la candidata de la Nueva Mayoría y rostro seguro de un futuro gabinete, fue miembro del directorio de Canal 13. Nicolás Eyzaguirre (PPD), ministro de Hacienda de Lagos, fue presidente de la estación de televisión. René Cortázar (DC), ministro de Transportes de Bachelet, del Trabajo de Aylwin y director ejecutivo de TVN de la administración Frei, es uno de sus actuales directores.

Jaime Estévez (PS) –presidente del BancoEstado y ministro de Transportes y Obras Públicas de la gestión de Lagos– es director del Banco de Chile. Alejandro Ferreiro, ministro de Economía de Bachelet y superintendente de valores, AFP, isapres, electricidad de Frei y Lagos, ocupa un sillón en Madeco.

“Revela el ‘enjambre’ entre lo político y lo económico. La imagen que quería proyectar es que no le tengo miedo ni a los Luksic, ni a los Matte ni a Angelini. En Chile hay mucho miedo al poder económico, porque te cierran las puertas para trabajar, financian las campañas de los políticos y a los diarios con su publicidad”.

Asegura que nunca recibió un llamado de parte de Luksic o de Angelini. “Sabían que no iba a ganar, qué se iban a preocupar”, afirma revelando una mirada lejana al entusiasmo que lo llevó a asegurar que estaría en la segunda vuelta.

Yerko Puchento aportó en el camino a la fama: no bien regresó con su rutina a “Vértigo”, el año pasado, anunció que Andrónico Luksic era su padre, como le confesó su madre, no el general Cortés Villa. Leyó su supuesto diario de vida y le pidió disculpas después del enojo del periodista Andrés Caniulef y de los habitantes de Calama por sus dichos.

Patricio Dussaillant, profesor de comunicaciones de la Universidad Católica, apunta a que los Luksic estaban instalados como gente poderosa gracias a Daniel Alcaíno y su personaje. “La farándula ablanda ciertos temas para el debate público. Parisi sabe que la televisión funciona así; él mismo recurría al pizarrón en las calles, porque así aparecía él con su hermano en pantalla”, explica el académico.

Marcel Claude, el candidato de Todos a La Moneda, también le dedicó algunas palabras a los grandes conglomerados. “Cómo va a ser un éxito que te digan que el ingreso per cápita en Chile es de 20 mil dólares, que el país crece al 5% y está entre los 10 países más ricos. Cuando Chile crece, crecen Angelini, Luksic y Matte”, opinó sobre la cuenta pública del Presidente Piñera el 21 de mayo.

Felipe Morandé, jefe programático de Evelyn Matthei, no escapó de la fiebre Luksic. En el programa “La Mesa” de El Mostrador TV sostuvo que el plan económico de Bachelet es ambicioso y que ella está presionada por la calle, según un informe de The Institute for International Finance. “Las reformas que haga en abril próximo (habrá que ver) a quién le van a dar más en el gusto: si a los Luksic o a la Camila Vallejo para ponerlo así en los extremos”.

De paso, sin darse cuenta, le dio el triunfo a Bachelet. (El Mostrador)