El lunes se conoció la decisión del comité ministerial que dio luz verde a la central termoeléctrica Punta Alcalde, propiedad de la generadora transnacional Endesa, que invertirá unos US$ 1.400 millones y que fue interpretada como un guiño al sector eléctrico después de que fuera paralizado también en la Tercera Región el proyecto Barrancones, en 2010.

Los 740 MW que va a generar la central a carbón se repartirán básicamente entre los proyectos mineros que tienen Barrick (Cerro Casale y Pascua Lama), Teck (Relincho) y Lumina Copper Chile que lleva adelante el proyecto Caserones.

En este proyecto trabaja Jaime Andrade Guenchucoy como gerente de asuntos externos y comunicaciones. Andrade fue subsecretario de Mideplan y director de la Conadi en el gobierno de Ricardo Lagos. Militante PS, ha trabajado también en el área minera del grupo Luksic en Pelambres y a mediados de los 90 trabajó en la división Codelco Norte.

La ex intendenta de Atacama Viviana Ireland, que aprobó el proyecto en primera instancia en 2008, hoy es la encargada de la oficina en Copiapó de Fluor Chile S.A. la empresa de ingeniería encargada de construir Caserones.

Por cierto, el cruce más importante entre este proyecto y las figuras de la Concertación está en Jorge Rossenblut, presidente del directorio de Endesa Chile, ligado al PPD ex subsecretario general de la presidencia de Frei Ruiz-Tagle e identificado como uno de los “recaudadores” de fondos para la campaña de Michelle Bachelet en 2005.(EL MOSTRADOR)