FOTO EDIFICIO CENCOSUD

Por los días del terremoto, los medios de comunicación competían por cuál de ellos condenaba con mayor energía los “saqueos”. Pero mucho peor fue la conducta de Horst Paulmann, el dueño de Cencosud, que ganó millones de dólares en evasión tributaria, internando mercadería bajo la simulación de “ayuda humanitaria”, que después vendió a la Onemi por encima de su valor.

Por los delitos de contrabando y fraude al fisco fueron formalizados este mediodía en el Juzgado de Garantía de Los Andes, cuatro altos ejecutivos de Cencosud y un funcionario de Aduana.

Los fiormalizados son el gerente general de Cencosud, Daniel Rodríguez; el ejecutivo Pablo Vergara; y los ex ejecutivos de la compañía, Hernán Gote y Carolina Reinoso. También fue formalizado por presunto fraude al fisco el funcionario de aduana Sandro Rossi.

Tras el terremoto de 2010, Cencosud ingresó mercadería, a través del paso fronterizo Los Libertadores, como ayuda humanitaria para los damnificados de la tragedia y no como productos destinados para su venta en el país, evadiendo millonarios pagos de derechos aduaneros. Formalización a ex ejecutivos es por fraude al fisco y contrabando.

Todos los imputados, como medida cautelar, quedaron con firma bimensual mientras dure la investigación.

En la versión se indica que el fiscal del caso, Jorge Alfaro, argumentó que “no es posible estimar que esto haya sido un simple error de los ejecutivos”.

Afirmó además que Cencosud ya inició el pago de los impuestos, pero que aún no se ha dado cumplimiento a todas las exenciones tributarias.

El fiscal del caso Jorge Alfaro indicó que “el delito reiterado podría tener penas de 10 años de privación de libertad, peor los imputados no tienen condenas anteriores, pero la reiteración podría aumentar las penas y esto se genera a través del ingreso de mercancías sin pago de derechos que fueron aproximadamente un millón de dólares que no se pagaron, lo que se hizo posteriormente en septiembre del 2010, donde ellos ingresaron mercaderías como donación y nunca fue una donación, sino que una venta y estamos en una etapa de investigación”.

El fiscal expuso que se ingresaron por el paso Los Libertadores 183 camiones con  alimentos no perecibles y agua que mediante la utilización  de exenciones tributarias no pagaron los impuestos requeridos.  Posteriormente, hicieron la venta a la ONEMI de toda la mercadería ingresada. De esta manera, Cencosud eludió el pago de derechos e impuestos aduaneros por más de un millón de dólares, tras importar mercadería bajo el rótulo de ‘donaciones’ para cubrir las emergencias del terremoto del 27F.

Según la formalización, los altos ejecutivos habrían planificado el ingreso de estos productos utilizando ‘artificiosamente’ las comunicaciones gubernamentales emitidas en Chile y Argentina, haciendo pasar una compraventa como algo de carácter urgente, debido a las necesidades de abastecimiento del país.

Entre la mercadería declarada hay donación de ayuda humaitaria como botellas de agua, pañales, tallarines, arroz, leche, harina, pila y sacos de dormir.

Según Cencosud, a través de un comunicado, “el propio Fiscal ha reconocido en la audiencia que las operaciones consistieron desde un principio en ventas a la Onemi. Por tal motivo, pretender la existencia de una maniobra para evadir impuestos que no serían cargo de Cencosud, sino de Onemi, carece de todo sentido”.

Por su parte, René García abogado defensor de uno de los ejecutivos manifestó que “este es un trámite que forma parte del procedimiento normal y nos da la oportunidad por primera vez de conocer cuales son los hechos investigados por el fiscal, ya que no hemos sido citados jamás y ahora esclareceremos los  hechos”.

Entre los ejecutivos que están siendo formalizados se encuentran Daniel Rodríguez, gerente general de Cencosud y Pablo Vergara, gerente corporativo de planificación comercial del holding de propiedad del empresario Horst Paulmann.

Tras la formalización de dos ejecutivos actuales y dos ex ejecutivos de Cencosud, por el eventual delito de contrabando y fraude al Fisco, debido al ingreso de mercaderías desde Argentina caratuladas como ayuda humanitaria, los diputados DC Gabriel Ascencio, Aldo Cornejo y Gabriel Silber, pidieron la intervención del Consejo de Defensa del Estado, Aduanas, Contraloría y oficiaron directamente al Presidente de la República, señalaron hoy que “nuestras denuncias se confirman y avalan una conducta no sólo reprochable por parte de esta empresa, sino constitutiva de eventuales delitos como fraude al fisco y contrabando”.

Al respecto, el diputado DC Aldo Cornejo agregó que “tras el terremoto del 27 de febrero, Cencosud ingresó mercadería caratulada como ayuda humanitaria. Lo concreto es que esa ayuda no fue entregada directamente a los damnificados, ya que más de cuatro mil toneladas se vendieron a la Oficina Nacional de Emergencia. Por lo tanto, correspondía el pago respectivo en derechos aduaneros. Se estima que la empresa de Paulmann podría haberse ahorrado cerca de un millón 183 mil dólares por este concepto, aprovechándose del sufrimiento y dolor de los damnificados”.

El diputado Gabriel Ascencio, en tanto, señaló que “definitivamente el tiempo nos ha dado la razón; lo dicho en su oportunidad tenía mérito y esperamos que la justicia actúe con rigor; aquí Cencosud ha quedado al descubierto, con prácticas reñidas con la ley y abusando de una situación tan dolorosa para millones de chilenos como fue el terremoto del 27 F”.

Finalmente, el diputado DC Gabriel Silber explicó que “aquí, además de los delitos por los que se ha formalizado a los ejecutivos, hay desidia y abandono de deberes de algunas autoridades por decir lo menos, ya que en el caso de Aduanas, tuvimos que emplazarlos directa y personalmente para que reaccionaran ante los hechos que, ya en esa época, enero del 2011, nosotros veíamos como fraude al fisco“.(REVOLUCIONTRESPUNTOCERO.COM)